#LGBT

Tú puedes ayudar a crear el primer albergue para ancianos LGBT

0
comentarios

Comúnmente los adultos mayores sufren abandono ya que las familias comienzan a considerarlos una responsabilidad difícil de mantener, y terminan por dejar de visitarlos y de hacerse cargo de ellos. Si de por sí la población de adultos mayores es vulnerable, ¿qué hay de la población de ancianos LGBT? 

Samantha Flores es una activista transgénero mexicana de 85 años, que a través de un proyecto en Donadora está buscando crear un hogar para la tercera edad LGBT+.

En el video colocado en la página para apoyar su proyecto relata que la diferencia entre los ancianos heterosexuales y los gays es que los primeros normalmente tiene familia que los cuide, mientras que “el adulto mayor gay es invisible, no tiene ninguna ayuda, está solo”.

Recomendado: Netflix retira película 'Pink' por ser homofóbica

Samantha busca cumplir su sueño y construir el primer albergue gratuito destinado a personas LGBT+ del mundo, su objetivo inmediato es crear un punto de encuentro para la comunidad LGBT de la tercera edad que más adelante se convierta en un albergue.

A través de Donadora se puede donar desde 100 pesos, hasta ahora se han recaudado $257,958, poco más de la mitad de la meta que son 400 mil pesos. 755 personas han donado y ya sólo quedan dos días para ayudar. 

El proyecto pretende no sólo lograr la construcción en la CDMX sino idear un modelo sustentable para que luego pueda ser replicado en otros lugares. Para donar, entra a la página del proyecto.

Recomendado: Cae en España red de narcos que reclutaba ancianos

De acuerdo a información de la ONU, entre 2015 y 2013 el número de ancianos en todos los países del planeta aumentará. En los países en vías de desarrollo esto ocurrirá de manera especialmente rápida, por lo que se cree que el abuso hacia los ancianos aumentará exponencialmente.

 
 

Video Destacado

Miles de ciudadanos provenientes de Venezuela buscan huir de la crisis política económica y social de su país, y tras largos esfuerzos logran refugiarse en México. El Instituto Nacional de Migración advierte que hay una cifra incierta de venezolanos que intentan ingresar al país por Guatemala o Belice evitando pasar por los filtros de migración