Sólo 33 por ciento de las empresas latinas dan licencia de paternidad, según revela una infografía de la consultora estadounidense Mercer. América Latina está por debajo del porcentaje global, que es de 38 por ciento, en esta medida de equidad de género.

“Más o menos 33 por ciento de las compañías en América Latina ofrecen licencias de paternidad arriba de lo que marca la ley y hay mucho que mejorar en estos aspectos y ofrecer beneficios iguales tanto para mujeres como para hombres”, expresó en conferencia de prensa Anna Kuusinen, directora de Recursos Humanos de Sanofi México.

Inmediatamente después del nacimiento o la adopción, los hombres y las mujeres que tienen un trabajo formal pueden solicitar un periodo breve de ausencia laboral sin que esto afecte su sueldo. Mercer indica que sólo 42 por ciento de las empresas animan a sus empleados a ejercer este derecho laboral.

“Es una gran oportunidad para las empresas dar beneficios para los empleados pero también impactar en la comunidad y en la sociedad”, insistió Kuusinen.

En México, por ley, las mujeres tienen derecho a tomar hasta 12 semanas de licencia, mientras que los hombres apenas cinco días.

“Gozarán forzosamente de un descanso de seis semanas anteriores a la fecha fijada aproximadamente para el parto y seis semanas posteriores al mismo, debiendo percibir su salario íntegro y conservar su empleo y los derechos que hubieren adquirido por la relación de trabajo”, dice sobre las mujeres el apartado V del artículo 123 de la Constitución Política.

En el caso de los padres, este derecho no está en la Constitución, sino en el artículo 132, fracción XXVII Bis, de la Ley Federal de Trabajo (LFT).

También lee: Paternidad virtual, anécdotas de Omar Martinez

“Otorgar permiso de paternidad de cinco días laborables con goce de sueldo a los hombres trabajadores por el nacimiento de sus hijos y de igual manera en el caso de la adopción de un infante”, menciona el marco legal, más no el constitucional.

Además de que no es de la misma duración que el permiso por maternidad, el pago de salario durante los días sin trabajar lo cubre el empleador y no el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Licencia parental extendida, una buena práctica

La farmacéutica Sanofi da un permiso para madres y padres por igual, de hasta seis meses ante el nacimiento o la adopción de una hija o hijo. Es por eso que obtuvo el primer lugar en el 1er Concurso de Buenas Prácticas e Inclusión Laboral, otorgado por el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (Copred), del Gobierno de la Ciudad de México en la categoría “Buenas prácticas ya implementadas” por la Licencia parental extendida neutral de género.

El beneficio fue implementado el año pasado sin importar el género ni el tipo de familia: madres o padres biológicos o por adopción, madres o padres solteros o de la diversidad sexual. Tampoco importa el puesto de los más de mil 700 colaboradores en las oficinas en la Ciudad de México, en el centro de distribución y en los sitios industriales, en Ocoyoacac y Cuautitlán.

“Dicha iniciativa coloca a Sanofi dentro del 33 por ciento de las compañías que ofrecen licencias de paternidad superiores a la ley en América Latina”, dice un comunicado tras la conferencia de prensa.

Anna Kuusinen, directora de Recursos Humanos de Sanofi México, mencionó en la conferencia que 40 madres y padres solicitaron esta licencia en 2020 y en 2021 se sumaron 30 madres y padres más. En todos los casos se trata de nacimientos, no de adopciones.

Kuusinen explicó que también hay oportunidades de desarrollo a otros talentos dentro de la empresa mientras las madres y los padres están en su licencia.