Hoy lunes, los niveles de educación básica regresan a clases eligiendo las modalidades a distancia, híbrida o presencial, como se dispuso por el Gobierno federal.

Sin embargo, el veto aplicado el 4 de agosto por el Gobierno de Jaime Rodríguez a la nueva Ley de Educación dejó fuera la regulación de las clases en línea para las y los neoleoneses.

El dictamen contenía el Capítulo IV, el cual establecía la regulación de la educación a distancia por la emergencia sanitaria o por desastres naturales e impedía que las y los alumnos acudieran a la escuela de forma presencial.

“En caso de declaratoria de emergencia sanitaria, emitida por la autoridad correspondiente o un fenómeno natural que tenga una duración de más de 15 días, que impidan a los alumnos asistir a los planteles escolares, la Secretaría deberá realizar las acciones necesarias para que se continúe con el plan de estudios y el calendario escolar mediante el uso de tecnologías que permitan a los alumnos seguir con su educación formal”, dice el artículo 76 de esta ley desechada por Rodríguez Calderón.

En el siguiente artículo, el 77, se establecía que la Secretaría de Educación debía implementar los mecanismos necesarios para aprovechar las multiplataformas digitales, la televisión educativa y demás herramientas tecnológicas con las que cuente para brindar educación a distancia.

“Asimismo, deberá realizar mecanismos que permitan a los educandos hacer llegar sus trabajos y evaluaciones a las maestras y maestros sin que represente riesgo para su salud o integridad física”, dice el artículo.

El argumento para vetar esta ley fue que había un fuerte impacto económico a las finanzas estatales en materia de educación inicial, seguro médico, apoyo económico a asociaciones de maestros, así como plazas adicionales.

“El Bronco” informó el 19 de agosto que el regreso a clases hoy lunes 30 será voluntario, con horarios escalonados, híbrido y, de acuerdo con el secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, el aforo se medirá con base en cada salón.

La laguna legal de las clases en línea

El presidente de la Comisión Legislativa del Colegio de Abogados, Alejandro Gómez, considera que jurídicamente se tiene un problema serio al no estar en la ley las clases en línea, pues los padres y madres de familia y colegios pueden promover un amparo.

“Al no tener certeza legal, queda a discreción de los colegios qué tipo de plataforma se va a utilizar y si es un costo menor para los padres de familia porque los alumnos no utilizan las escuelas. Eso va a motivar que los papás y los colegios se puedan ir al amparo. Hay defensa para los dos, pero es un problema serio”, dice el experto.

El especialista agrega que un decreto no es lo mismo a la ley. Otros estados de México sí establecieron las clases en línea en la ley, pero Nuevo León no.

El artículo 79 de la nueva Ley de Educación, vetada por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, abría la puerta a la impartición de clases con un modelo para el aprendizaje digital y fortalecía los modelos pedagógicos de enseñanza.

“En la educación que se imparta en el Estado de Nuevo León, se utilizará el avance de las tecnologías de la información, comunicación, conocimiento y aprendizaje digital, con la finalidad de fortalecer los modelos pedagógicos de enseñanza-aprendizaje.


Al no estar en la ley las clases en línea, padres y madres de familia y colegios pueden promover un amparo

“La innovación educativa, el desarrollo de habilidades y saberes digitales de los educandos, además del establecimiento de programas de educación a distancia y semipresencial para cerrar la brecha digital y las desigualdades en la población”, dice la ley rechazada por el Gobierno estatal.

También establecía que las tecnologías de la información, comunicación, conocimiento y aprendizaje digital serán utilizadas como un complemento de los demás materiales educativos, incluidos los libros de texto gratuitos.

También puedes leer: ¿Desaparecerá el programa “Aprende en Casa” con el regreso a clases presenciales?