Vecinos de la Zona Rosa y la colonia Juárez, en la delegación Cuauhtémoc de CDMX, exigen la apertura del cruce de la calle Hamburgo esquina con Insurgentes, esto luego de que la estación del Metrobús de la Línea 1 con el mismo nombre fuera ampliada y sin consulta ciudadana.

Pese al avance de la obra de ampliación -que está próxima a concluir-, integrantes de los comités vecinales de ambas colonias solicitan que la estación sólo se recorra unos cuantos metros más adelante, ya que, acusan, se trata de una de las calles más importantes que conecta a las dos colonias.

Ana María Bravo, integrante del comité ciudadano de la colonia Juárez, precisó que “el cierre de la calle de Hamburgo se hizo sin consulta vecinal y esto está perjudicando lo que es el paso vehicular, el peatonal y también a todos los comercios de la zona”.

“También queremos saber si se hicieron los estudios correspondientes, como son viales, ambientales, urbanos, geológicos, porque las vibraciones de esta construcción podrían estar afectando los edificios dañados que están cerca como el hotel de la contraesquina”, agrega.

“Quienes vivimos por acá antes nos hacíamos 15 o 20 minutos en cruzar, pero ahora tenemos que rodear por avenida Chapultepec o Reforma y en eso se nos han ido hasta 40 minutos, aproximadamente, cuando el tráfico está pesado”, comenta.

Asimismo, Guadalupe Casillas, también integrante del comité vecinal, explica que “el mayor problema es que la obra ha afectado la movilidad peatonal, porque la gente que vive o trabaja por aquí ya no puede atravesar para llegar a su casa o trabajo y eso es una grosería”.

La ampliación de la estación Hamburgo empezó aproximadamente hace un año con motivo de la incorporación de la Línea 7 del Metrobús, ya que el sitio será uno de los transbordes