¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

CANDIDATOSINDEPENDIENTES

Van independientes a contrarreloj

Javier Estrada

La posibilidad de las candidaturas independientes en Nuevo León corre el riesgo de esfumarse como una promesa que quedó sólo en voluntades políticas y en buenas intenciones por parte de sus promotores.

La reforma constitucional que ayer aprobó el Congreso local en primera vuelta, la cual contempla esta nueva figura, fue tan sólo el paso inicial de un complejo proceso que tiene que concluir en junio próximo.


Mar 18, 2014
Lectura 4 min
portada post

La posibilidad de las candidaturas independientes en Nuevo León corre el riesgo de esfumarse como una promesa que quedó sólo en voluntades políticas y en buenas intenciones por parte de sus promotores.

La reforma constitucional que ayer aprobó el Congreso local en primera vuelta, la cual contempla esta nueva figura, fue tan sólo el paso inicial de un complejo proceso que tiene que concluir en junio próximo.

Este límite se debe a que las modificaciones deben publicarse en el Periódico Oficial del Estado para entrar en rigor un año antes de la jornada electoral de 2015, que se llevará a cabo el primer domingo de ese mes.

La reforma al Artículo 42 de la Constitución de Nuevo León debe pasar en una segunda vuelta en otro periodo de sesiones, pero el problema es que el actual concluye el 31 de mayo de este año.

Eso implica que una vez terminadas las actividades, los diputados tendrían la primera semana de junio para convocar a un periodo extraordinario, donde votarían de nueva cuenta la reforma constitucional.

A las presiones de tiempo se suma un factor más importante: que en esa apretada agenda de actividades, los legisladores deberían aprobar el dictamen, subir al Pleno y publicar la ley secundaria que regularía las candidaturas independientes.

Una reglamentación que refleje el espíritu de las modificaciones es fundamental para especificar los mecanismos de financiamiento de las campañas, la presencia en los medios de comunicación y la cantidad de publicidad electoral permitida.

De no hacerse de esta manera, la reforma y su ley secundaria no surtirán efectos jurídicos, es decir, que las candidaturas independientes para alcaldías, diputaciones locales y la Gubernatura no serían una realidad en los próximos comicios.

El Congreso del Estado aprobó ayer por unanimidad la reforma al Artículo 42 de la Constitución local, donde se eliminó la exclusividad que hasta ahora tienen los partidos políticos para proponer a candidatos a puestos de elección popular.

Las modificaciones representan un intento desesperado, en especial de los líderes del PRI y el PAN, para consagrarse con los grupos que impulsan esta nueva figura electoral.

Incluso, el movimiento Vía Ciudadana ha reclamado a los diputados locales condiciones equitativas en la legislación local.

Hasta ahora sólo se permitía postular a candidatos “ciudadanos” que, sin contar con militancia, podían representar a algún partido político en las elecciones.

Aunque los diputados presentaron ayer la aprobación de la reforma como una victoria legislativa, lo cierto es que estaban obligados a dictaminarla y votarla en el Pleno por un mandato federal.

Muy apenas la semana pasada, las fracciones legislativas del PRI y el PAN alcanzaron un acuerdo sobre la redacción de la reforma al Artículo 42, que fue dictaminada en fast track por la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, presidida por el panista José Adrián González.

Oradores de los partidos de diferentes colores aplaudieron la moción, pero reconocieron públicamente la necesidad de regular las modificaciones constitucionales con una ley secundaria.

A pesar de que hace una década se presentó una iniciativa de Participación Ciudadana que contemplaba las candidaturas independientes, fue “congelada” y quedó rezagada dentro de la agenda legislativa.

Sin embargo, los diputados actuales se vieron obligados a legislar en la materia con la aprobación de la Reforma Política-Electoral que proviene del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Ésta fue aprobada por el Congreso de la Unión en diciembre pasado y contempla, entre otras cosas, las candidaturas independientes a nivel federal, la reelección y la creación del Instituto Nacional de Elecciones.

Tras una serie de modificaciones a la minuta, finalmente el pasado 22 de enero se emitió la declaratoria de constitucionalidad de la reforma federal y se turnó al Ejecutivo para su promulgación, luego del aval de 18 congresos estatales.

Por su cuenta, el Congreso de la Unión deberá elaborar las leyes reglamentarias a más tardar el próximo 30 de abril.

A nivel local, los legisladores tienen una lucha contra el reloj.

Comentarios