La Mesa Directiva del Congreso de Nuevo León, que se renovará el próximo 1 de septiembre por el arranque del primer periodo del tercer año legislativo, tendría que ser presidida por una diputada para cumplir con el principio de paridad.

Un total de 21 diputadas conforman el Poder Legislativo local, por primera vez paritario, y cada una de ellas podría tener la oportunidad de liderarlo.

Elegir a una legisladora de los Grupos Parlamentarios con menos integrantes podría darle representatividad a las minorías. Las diputadas Ivonne Bustos Paredes, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM); María Dolores Leal Cantú, de Nueva Alianza; y Claudia Tapia, quien se separó de Morena para integrar la bancada Independiente Progresista, sólo tienen 2.38 por ciento de representación.

En el primer año legislativo, Marco González, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), segunda mayoría, estuvo al frente de la Mesa Directiva. Este segundo año legislativo, el presidente del Congreso fue el diputado Juan Carlos Ruiz, del Partido Acción Nacional (PAN), grupo parlamentario que cuenta con la mayoría de curules.

Además de Ruiz García, la Mesa Directiva está compuesta por mujeres como Celia Alonso, primera vicepresidenta; Mariela Saldívar, segunda vicepresidenta; Alejandra Lara, primera secretaria y Marlene Benvenutti, segunda secretaria. Pero ahora es turno de ellas para liderar.

Una propuesta más en la Comisión de Coordinación de Régimen Interno (Cocri) plantea que tendría que elegirse a la coordinadora de una bancada, por lo que abre la puerta a una disputa entre los partidos políticos.

Quien quede al frente del Congreso tendrá un reto muy importante: cambiar la imagen desgastada del Poder Legislativo. La gestión del diputado del panista, Juan Carlos Ruiz, quedó marcada por el atropello a la soberanía del Congreso por permitirle a la Secretaría de Salud, a cargo de Manuel de la O, la clausura del recinto.

El perfil ideal para la Mesa Directiva

La coordinadora de la bancada Independiente Progresista, Claudia Tapia Castelo, apuesta por que la mujer que ocupe la presidencia de la Mesa Directiva del Congreso sea un perfil sin interés partidista.

“Tiene que ser una mujer líder, que conozca y respete completamente el reglamento interno del Congreso, que no esté cargada u obedezca órdenes con ninguno de los partidos de las otras bancadas, ni siquiera con el mismo que representa. Tiene que ser institucional, porque tiene el honor de representar al Congreso. Sí tenemos mujeres, poquitas, pero sí tenemos que no respondemos a ningún otro tipo de interés, y tenemos que limpiar la imagen del Congreso”, explicó.

Tapia afirmó que la diputada que ocupe este cargo debería tener capacidad de diálogo para darle una visión diferente al trabajo legislativo.

“Llegó el tiempo de que la mujer pueda marcar la agenda política. Le hace falta al Congreso presentar otra cara, nueva, fresca”, argumentó.

Por su parte, la diputada del Partido Nueva Alianza, María Dolores Leal Cantú, consideró que todas las mujeres tendrían que tener la misma posibilidad de ocupar el cargo de presidenta del Congreso neoleonés.

“Las 21 mujeres que estamos en el Congreso tienen la capacidad y el perfil, eso de que cierta persona lo tiene, creo que es menospreciar el esfuerzo, el trabajo y la responsabilidad de todas. Sin embargo, estar en la presidencia es un alto honor, pero también una alta responsabilidad”, dijo la legisladora.

La diputada de Movimiento Ciudadano (MC), Mariela Saldívar, explicó que el perfil de la presidenta del Congreso en este tercer año legislativo debería de ser alguien con conocimientos, experiencia y firmeza.

“Esta Legislatura ha pasado por demasiados tragos amargos, por sus acciones erradas e ilegales y el Congreso necesita a alguien que ayude a los coordinadores a entrar en razón. Que nos represente a todas y todos. Que no esté manchada por ideologías de derecha o izquierda y que no haya tenido confrontaciones directas con ningún otro diputado o diputada”, dijo la congresista.

También puedes leer: Ratificación en el TSJ obligada para el Congreso de NL