¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

Urbanismo

Un nuevo plan para Santa Fe

Jonathan Villanueva

El desarrollo urbano de la zona de Santa Fe será revisado. La consecuencia más inmediata es que la construcción de más de 5 mil 200 viviendas en el predio La Mexicana será suspendida, al menos de forma temporal.

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, hizo valer una de las especificaciones del Plan Parcial de Santa Fe, donde se indica que el crecimiento de la zona estará condicionado a un Plan de Manejo.


May 15, 2013
Lectura 6 min

"No tenemos vialidades ni agua potable, por lo cual no resulta sostenible construir tantas viviendas en la zona poniente de la ciudad”

- Adrián Rubalcava

Jefe delegacional en Cuajimalpa

El GDF anunció una inyección de más de 50 millones de pesos para rehabilitar y reducir los márgenes de desigualdad

Los acuerdos de Ebrard con los empresarios de la zona están a punto de desaparecer. Toca al nuevo titular del Ejecutivo local construir una nueva relación con los colonos

 De acuerdo con el Plan Parcial de Santa Fe, la tarea será encomendada a la UNAM, para determinar si se puede o no construir ese número de viviendas

El desarrollo urbano de la zona de Santa Fe será revisado. La consecuencia más inmediata es que la construcción de más de 5 mil 200 viviendas en el predio La Mexicana será suspendida, al menos de forma temporal.

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, hizo valer una de las especificaciones del Plan Parcial de Santa Fe, donde se indica que el crecimiento de la zona estará condicionado a un Plan de Manejo.

Desde que las nuevas normas de construcción de este polígono de la ciudad fueron aprobadas por el Pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, (ALDF) las quejas no han parado. 

Sobre todo, porque, a juicio de los panistas, se trataba de un jugoso negocio de la administración de Marcelo Ebrard, que afectaría de manera permanente la viabilidad de Santa Fe.

Las voces disconformes incluían al sector empresarial, a vecinos de la zona y hasta al jefe delegacional en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, que ha sido uno de los principales detractores del proyecto.

En reuniones informales, el mandatario capitalino también había manifestado su inconformidad con el Plan Parcial de Desarrollo Urbano en cuestión, ya que representa una bomba de tiempo.

Por eso, con la reconfiguración de fuerzas dentro de la ciudad capital, la administración busca, en coordinación con los jefes delegacionales de Cuajimalpa y Álvaro Obregón empujar un proyecto menos arriesgado.

Y esta es la mejor oportunidad.

El anuncio      

En una conferencia de prensa, en la que participaron los delegados de las demarcaciones antes citadas, el mandatario local formalizó el emplazamiento del proyecto de vivienda en el predio de La Mexicana.

Mancera dijo que, primero, debe realizarse un Plan de Manejo que incluya un estudio de impacto ambiental, un proyecto de usos mixtos y un estudio de viabilidad.

De acuerdo con el Plan Parcial de Desarrollo Urbano de Santa Fe, está tarea será encomendada a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para determinar si se puede o no construir ese volumen de viviendas en el complejo.

Por eso la administración local apunta su estrategia hacia ese punto, donde la opinión de la máxima casa de estudios dará la pauta a seguir en torno al polémico proyecto. 

“Desde ahora quiero dejar claro que no vamos a ir con el proyecto de La Mexicana hasta que no tengamos muy claro el tema ambiental, un proyecto que sea de beneficio para toda la zona”, sentenció Mancera.

En concreto, si el anuncio del GDF es real, la construcción de 5 mil 200 viviendas, prácticamente está destinada al fracaso, pues las principales carencias de Santa Fe son vialidades y servicios.

El espaldarazo

Para el jefe delegacional en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, el GDF ha tomado la mejor decisión sobre el proyecto que heredó de la administración de Marcelo Ebrard. 

“Existe una gran diferencia entre lo que promovía el anterior jefe de gobierno y Miguel Ángel Mancera, pues el actual mandatario sabe que las condiciones no son las optimas”.

“En Santa Fe carecemos de vialidades y de abastecimiento de agua potable, por lo cual no resulta sustentable construir tal magnitud de viviendas en la zona poniente de la ciudad”.

En entrevista con Reporte Indigo, dijo que ya existía un documento previo de la UNAM, en el que queda de manifiesto que Santa Fe se puede colapsar con la construcción desmedida de viviendas.

“Lo que tenemos en puerta es que aquí ya no vamos a estar peor. La decisión del Miguel Ángel Mancera garantiza a los habitantes de la delegación que no serán afectados con más viviendas.

Al respecto, Leonel Luna, jefe delegacional en Álvaro Obregón afirmó que la tarea del GDF solo es seguir los protocolos que la ALDF aprobó con el Plan Parcial de Desarrollo Urbano.

“Se está atendiendo una recomendación, que consiste en que antes de construir viviendas se debe contar con un Programa de Manejo para la sustentabilidad del proyecto”.

“Cuándo fui diputado de la ALDF aprobamos el Plan Parcial, el cual advertimos, debe contemplar un centro de investigación y parques ecológicos con el visto bueno de la UNAM”.

Y, a diferencia de Rubalcava, consideró que el proyecto es viable y confió en que la UNAM dará la pauta para que se edifiquen viviendas.

Toman el control

Hasta el año pasado, Santa Fe era una zona controlada por los empresarios y amigos del ex jefe de gobierno Marcelo Ebrard, pero desde ayer, el GDF tomó las riendas.

En el anuncio que hicieron los delegados de Cuajimalpa, Álvaro Obregón y el mandatario local se dejó en claro que desaparece el Fideicomiso Público que entró en vigor el año pasado.

Hasta marzo del 2012, existía un Fideicomiso Privado administrado por los empresarios de la zona, y que casualmente eran los constructores de la Supervía Poniente –proyecto emblema de Marcelo Ebrard–.

Es decir, que un grupo de empresarios manejaba más de 343 millones de pesos al año, que en teoría eran destinados para seguridad y servicios urbanos de Santa Fe.

Los directivos de las empresas Copri y Atco –responsables de la construcción de la Supervía Poniente–, formaban parte de la mesa directiva de la asociación de colonos.

Las presiones obligaron al GDF a hacer desaparecer el fideicomiso y a constituir uno público, que hasta la fecha tampoco funciona. Baches, falta de alumbrado, de servicios y seguridad son una constante.

Por eso en el anuncio de ayer, el GDF y los delegados anunciaron la desaparición del fideicomiso y una inyección de más de 50 millones de pesos para rehabilitar y reducir los márgenes de desigualdad.

“A partir de hoy se presta un nuevo esquema de servicios urbanos y de administración. Existía una ausencia de ambos gobiernos, pero desde hoy se trabajará en generar mejores servicios”, concluyó Leonel Luna.

En términos reales, los acuerdos que generó Marcelo Ebrard con los empresarios de la zona, están a punto de desaparecer. Toca al nuevo titular del Ejecutivo local reconfigurar la relación y proyección de la zona. 


Notas relacionadas

Nov 8, 2018
Lectura 5 min

Urbanismo

Proponen consultas controladas y opacas

Jonathan Ávila


Nov 8, 2018 Lectura 5 min

May 14, 2018
Lectura 5 min

Urbanismo

Desarrollo sin servicios

Jonathan Ávila


May 14, 2018 Lectura 5 min

Abr 11, 2018
Lectura 6 min

Urbanismo

Guadalajara, vertical y cara

Jonathan Ávila


Abr 11, 2018 Lectura 6 min

Comentarios