Reporte Indigo

Justicia

Tras señalar tortura contra Mario Aburto, CNDH recomienda a FGR realizar nueva investigación

Tras señalar tortura contra Mario Aburto, CNDH recomienda a FGR realizar nueva investigación

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación a la Fiscalía General de la República (FGR) y al Comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS), para revisar el caso de Mario Aburto, asesino confeso de Luis Donaldo Colosio, por presuntamente haber sido víctima de tortura.

Tras acusar “violaciones graves a los derechos humanos, a la integridad personal y trato digno” en contra de Mario Aburto, la CNDH reveló que el sujeto fue víctima de tortura e incomunicación. 

La Comisión también recomendó a las autoridades hacer una revisión por faltas al debido proceso y reabrir el caso con el objetivo de “subsanar deficiencias y llegar al pleno esclarecimiento de los hechos”.

Según la CNDH, a Mario Aburto, que actualmente se encuentra preso en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) número 12 en el municipio de Ocampo, Guanajuato, le fue prohibido establecer comunicación con dicho organismo. 

Te sugerimos: Mario Aburto, acusado de asesinar a Colosio, presenta queja en CNDH por actos de tortura

“(La CNDH) ha señalado en reiteradas ocasiones que la persecución y sanción de los delitos debe realizarse siempre en el marco de la ley y el respeto a los derechos humanos, enfatizando la importancia de que las conductas ilícitas de personal al servicio público también sean motivo de investigación y sanción para evitar la impunidad”, indica el organismo en un comunicado. 

Hace siete meses, Aburto interpuso una queja en la que menciona que “desde hace 27 años ha denunciado ante esta Comisión actos de tortura reiterada y continuamente, puntualizando que, desde el 31 de agosto de 1994, existe en la FGR una investigación por esos hechos, agregando que reclama la reapertura de su caso para que se dé a conocer la verdad a toda la sociedad”.

El organismo reconoce en el comunicado lanzado a través de redes sociales su responsabilidad en los hechos que presuntamente ha sufrido el asesino de Colosio. 

“No se puede omitir la mención de su responsabilidad, toda vez que, prácticamente desde que tuvieron lugar los hechos, en abril de 1994, este Organismo Nacional tuvo posibilidad de actuar para proteger los derechos humanos de la víctima y sus familiares e incluso, garantizar una investigación y un proceso justo y apegado a Derecho, lo cual no ocurrió”, mencionaron. 

Según una investigación de la CNDH, hay elementos que indican que a Policía Judicial Federal adscritos a la Procuraduría General de la República, hoy Fiscalía General, así como los Agentes del Ministerio Público Federal que intervinieron tanto en la detención como en las primeras diligencias ministeriales y en el traslado de la víctima a las instalaciones del CEFERESO número 1, incurrieron en actos de tortura en contra de Mario Aburto. 

Los médicos que revisaron entonces a Aburto, también habrían actuado de forma irregular al pretender ocultar o tolerar dichos actos. 

La OADPRS sería la responsable de mantener incomunicado al recluso, a quien han mantenido en centros de detención alejados de donde radica su familia. 

Mario Aburto fue detenido el 23 de marzo de 1994, después de haber asesinado al candidato a la presidencia de la República del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en Lomas Taurinas, Tijuana.

Exit mobile version