29.7%

de los niños que trabajan, son trabajadores agropecuarios

Cerca de tres millones de niños, niñas y adolescentes laboran en México. Del total de esta población, 11.4 por ciento dedica más de 15 horas a realizar quehaceres domésticos en sus hogares, en tanto que 35.4 por ciento de ellos no asiste a la escuela.

Los datos los proporciona el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) en el marco de la próxima conmemoración del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil. Este 12 junio –día instituido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para concientizar sobre la grave situación que los infantes enfrentan a nivel mundial– se dedica a analizar la compleja condición de aquellos que son explotados en labores domésticas.

El Inegi proporciona los indicadores más recientes sobre la situación de la población de 5 a 17 años que trabaja en nuestro país. Los datos provienen del Módulo de Trabajo Infantil 2011 que da cuenta de la información sociodemográfica de la población infantil y adolescente que realiza actividades económicas, domésticas y escolares.

El Inegi destaca que 45.6 por ciento de la población infantil y adolescente combina el trabajo y las actividades escolares con quehaceres domésticos. Además, refiere que el 44.1 por ciento del los sector ocupado no recibe ingreso por la labor desempeñada y el 36.8 por ciento de los que realizan servicios domésticos desempeñan jornadas de trabajo de 35 o más horas. 

Los motivos por los que los niños comienzan a trabajar son diversos: 27.9 por ciento de la población infantil de 5 a 17 años ocupada dice que trabaja porque en su hogar necesitan su trabajo; 25.5 por ciento lo hace para poder estudiar y hacerse cargo de sus propios gastos, y 13 por ciento para contribuir con el ingreso de sus hogares.

En 2008 la OIT reportó la existencia de 215 millones niños trabajadores en el mundo. De éstos más de la mitad, 115 millones, estaban expuestos a las peores formas de trabajo infantil: esclavitud, labores en ambientes peligrosos y otras formas de trabajo forzoso. También se incluían actividades ilícitas como el tráfico de estupefacientes, prostitución y la participación involuntaria en los conflictos armados.

En 2011 se reporta que en México, los cerca de tres millones de infantes y adolescentes que laboran, cuya edad oscila entre los 5 y los 17, conforman una tasa de ocupación de 10.5 por ciento. De éstos 68 por ciento son hombres y 32 por ciento mujeres.

Doble jornada y jornada múltiple

En su reporte el Inegi precisa que los niños que estudian y trabajan están sujetos a una situación de “doble jornada” que limita su desarrollo integral. 

El 45.6 por ciento de la población infantil combina las actividades escolares con la realización de quehaceres domésticos en su hogar; 15.3 por ciento trabaja y estudia. 

La jornada múltiple es más obvia en niñas y adolescentes debido a que 58.2 por ciento de ellas trabaja, estudia y realiza tareas domésticas. De acuerdo al Inegi, solo dos de cada 100 se dedican nada más a trabajar.

Nuevo informe de la OIT

El Día Mundial Contra el Trabajo Infantil busca adherir más adeptos a la campaña en contra del trabajo infantil. El objetivo es sumar más apoyos de los gobiernos y actores de la sociedad civil –entre ellos escuelas, jóvenes, mujeres y medios de comunicación– a esta causa.

Este 12 de junio la OIT dará a conocer un nuevo informe titulado: “Erradicar el trabajo infantil en el trabajo doméstico y proteger a los jóvenes trabajadores contra las condiciones de trabajo abusivas”. 

Dicho estudio ofrece datos sobre el número de niños involucrados en trabajo domestic y evidencia que son altamente vulnerables a la violencia física, psicológica y sexual así como a condiciones de trabajo abusivas.