A propósito de la celebración del Día del Niño y la Niña, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó datos relativos a este sector poblacional, que contempla a la infancia como la etapa de cero a 11 años, y de tres a 11 años en el caso de las comunidades originarias.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020, en México existen 25.2 millones de niñas y niños; de esta cifra, 427 mil se autoidentifican como población afromexicana o afrodescendiente, y se estima que 3.8 millones son indígenas.

Destaca que hay la misma cantidad de niñas (1.9 millones) que niños (1.9 millones) autodentificados como indígenas, según su cultura, y las tres lenguas que más hablan son el náhuatl, el tseltal y el tsotsil.

En cuanto a la niñez trans, la Asociación por las Infancias Transgénero señala que 58 mil 099 de las cinco millones 671 mil 384 personas de entre seis y 17 años de edad que fueron encuestadas en la Consulta Infantil y Juvenil de 2018 por el INE, no se identificaron con el género asignado al nacer.

“Del universo de personas encuestadas en el rango de seis a nueve años, el 36.4 por ciento ha experimentado trato agresivo en sus escuelas y el porcentaje sube a 44 por ciento en el rango de 10 a 13 años”, afirma la organización.

Advierte que 16 estados de la República contemplan que solo las personas mayores de 18 años pueden hacer reconocimiento de su género.

Esto, pese a que el 3 de marzo pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inválida la exigencia de tener 18 años cumplidos para solicitar el levantamiento de una nueva acta de nacimiento para el reconocimiento de la identidad de género autopercibida de las personas trans.

“No hay nada que curar: la identidad de género de las niñas, niños y adolescentes trans está protegida por la Constitución. Por un mundo en que la diversidad sea celebrada y no castigada”, sentenció entonces el ministro presidente de la Corte, Arturo Zaldívar.

También puedes leer: Infancias y jóvenes migrantes, los eternos olvidados