Después de que internautas acusaron que en la sucursal de Masaryk del restaurante Sonora Grill dividen a los clientes por su color de piel, la empresa desestimó esta información y negó que incurra en actos de discriminación.

La compañía también afirmó tener un ambiente inclusivo, tras la denuncia que aseguraba que en el lugar se dividen a los clientes dependiendo de su aspecto físico y su color de piel.

“Sonora Grill Group negamos rotundamente cualquier práctica racista o de discriminación. A lo largo de 18 años nos hemos desarrollado como un grupo en el que impera el respeto, la inclusión, el servicio y el amor a nuestro país como pilares fundamentales”, aseguraron en un comunicado.

Según la denuncia de discriminación en redes, la sucursal de Sonora Grill Prime, que se encuentra en dicha calle de la colonia Polanco, tiene zonas para colocar a quienes asisten a comer ahí según su tono de piel, las categorías son conocidas como “Gandhi” y “Mousset”.

Te sugerimos: Sonora Grill Prime: denuncian que restaurante divide a clientes por su aspecto en Polanco

En la primera acomodan a quienes son morenos y en la otra a las personas que tienen un tono de piel claro, incluso el trato variaría según la zona en que se ponga a los clientes.

Sin embargo, la empresa aseguró que estas prácticas no se llevan a cabo y que tienen un ambiente inclusivo, tanto para sus clientes como para su equipo de trabajo.

“Han construido con esfuerzo y pasión, este Grupo con el que hemos participado activamente en diversos momentos de nuestro país, buscando detonar siempre un impacto positivo y responsable en nuestro México. Somos y nos debemos a nuestros clientes y colaboradores, y estamos comprometidos a brindarles la mejor de las experiencias hoy y siempre”, explicó la compañía en su comunicado.

Tras la denuncia viral, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) anunció que ya abrió un expediente en contra del restaurante por presuntas “conductas de racismo”.

Por medio de una tarjeta informativa, indicó que busca la no repetición del caso y que el asunto puede terminar en una disculpa pública, así como en un curso de sensibilización.