El combate a la corrupción en la Ciudad de México toma rumbo con la conformación del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Local Anticorrupción (SLA), el cual está diseñado con perspectiva de género al tener tres mujeres y dos hombres como sus integrantes.


El CPC es el órgano que faltaba para que el SLA pueda definir un ruta de trabajo y avanzar en la designación del Secretario Técnico del sistema y del Fiscal Anticorrupción

Tiene la tarea de ser la voz ciudadana dentro del SLA y ésta ahora recaerá en Karime Yolanda Athié Ortiz, Ángel José Trinidad Zaldívar, Atzimba Baltazar Macías, Omar Alberto Ibarra Nakamichi y Maribel Acevedo Olvera.

Por ley esta comisión es integrada por cinco personas. Para garantizar la perspectiva de género se eligieron tres mujeres y dos hombres.

Atzimba Baltazar Macías considera en entrevista con Reporte Índigo que es muy relevante que las mujeres tengan representación en el CPC.

“Eso es importante, sigue estándares internacionales y nacionales. Hay situaciones que ponen en desventaja a las mujeres y que tradicionalmente se han seguido”, señala.

Añade que la decisión de la Comisión de Selección del CPC ayuda a revertir una situación de desigualdad en la capital y en el país.


Es contribuir a que se reduzca este desbalance que hay, completamentar saberes y aptitudes de hombres y mujeres

Atzimba Baltazar Macías

Integrante del CPC

Considera que el hecho de que haya más mujeres en el CPC no da ventaja alguna al combate a la corrupción sino que suma visiones en el tema.

“Las mujeres tienen una visión complementaria a la que tienen los hombres”.

Sin embargo, más allá de que sean más mujeres que hombres, señala que lo importante es que la ciudadanía tendrá voz en el combate a la corrupción en el servicio público de la capital.

“Es importante que haya más participación ciudadana, los problemas públicos no se resuelven solo desde el Estado”, declara.

El legislador local y presidente de la Comisión de Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción del Congreso, Carlos Castillo, también celebra que la elección del CPC se haya hecho con perspectiva de género.

“Me quedo muy satisfecho por la designación de esta comisión, la designación de los integrantes del CPC como la pieza que faltaba para echar andar el SLA y más porque se hizo con una perspectiva de género”, señala.

Armando Estrada, coordinador de incidencia de la asociación Ruta Cívica, también ha reconocido que la Comisión de Selección realizó un buen trabajo al designar al CPC, pues fue transparente y aún cuando no estaba en la ley el criterio de paridad de género, fue aplicado.

“No era tema principal, pero se aplicó, esperemos que continúen las designaciones con el mismo criterio”, indica Estrada.

Recalca que tanto la metodología como la evaluación de los candidatos del CPC fue positiva.

Carrera contra el tiempo para el Sistema Anticorrupción

El CPC es la pieza que faltaba para que el SLA comience a trabajar y las instancias correspondientes puedan nombrar a dos de sus elementos más importantes: el Fiscal Anticorrupción y el Secretario Técnico del sistema.

“Este era el eslabón que faltaba para enlazar a todas las instancias y que así se sienten y trabajen”, indica el diputado local Carlos Castillo.

El SLA está conformado de la siguiente manera: la Comisión de Selección que ya cumplió con su función; el Comité de Participación Ciudadana, recién designado; Magistrados anticorrupción; el Comité Coordinador; un Fiscal Anticorrupción; y el Secretario Técnico. Estos dos últimos son los que faltan por tener un nombramiento.

El Comité Coordinador es integrado por un representante del CPC que fungirá como presidente; por el titular de la Entidad de Fiscalización de la Ciudad de México; el secretario de la Contraloría General; un representante del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México; el presidente del Instituto de Transparencia, Acceso a la información Pública, el del Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas; el del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México; el director del Órgano de Control del Congreso; el director del Consejo de Evaluación de la Ciudad de México y el Fiscal Anticorrupción, el único puesto que sigue vacante de los miembros que conforman el ente.

Ahora, el CPC tiene una carrera a contrarreloj, pues tiene hasta el mes de octubre para definir la línea de trabajo crítica para que se consolide el SLA. Fecha en que el diputado Castillo espera que el sistema ya esté en funciones.

La implementación del SLA lleva casi de dos años de atraso y la CDMX es de la entidades más rezagadas junto con Campeche y Chiapas.

Su importancia reside en que el SLA coordinará a todas las instancias dedicadas a la fiscalización de recursos y de control de las dependencias públicas, así como órganos autónomos para el diseño de políticas y acciones para erradicar la corrupción.

Karime Yolanda Athié Ortiz afirma que ahora todas las dependencias tendrán que organizarse y trabajar para hacer un programa anual de trabajo para el próximo año.

“Con el tiempo y los días estaremos reuniéndonos con las autoridades competentes para ponernos de acuerdo porque aún falta el fiscal y el secretario técnico”, indica.

Respecto a los nombramientos que faltan, de acuerdo con el artículo 37 de la Constitución de la Ciudad de México, el Consejo Judicial Ciudadano, designado por la Comisión de Seguridad y Justicia del Congreso de la capital, tendrá la tarea de enviar una propuesta para Fiscal para que sea ratificada por las dos terceras partes del órgano legislativo.

Mientras que la Comisión de Transparencia y Rendición de Cuentas del Congreso, junto con la Comisión de Rendición de Cuentas y de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Ciudad de México, propondrán un candidato para ocupar la Secretaría Técnica del SLA que deberá ser aprobado por la misma cantidad de legisladores que en el caso del Fiscal Anticorrupción.

También puedes leer: Avanza sistema anticorrupción en la CDMX