José Ángel Gurría ha realizado la mayor parte de su carrera en las administraciones priistas

Como en una efectiva estrategia de boxeo, el PRI y el informe mensual de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) coinciden en los altos precios del sector energético en México y por ende la necesidad de una urgente reforma en el sector.

A tan solo dos días de que los coordinadores parlamentarios del PRI en el Congreso de la Unión hicieran pública la necesidad de la reforma energética la prestigiada organización internacional –presidida por un mexicano- da a conocer que los altos índices de inflación en México son por el costo de sus energéticos.

A través de un informe mensual sobre el índice de precios al consumidor de los países que integran este organismo, se dio a conocer que México ocupa el segundo lugar con más alta inflación en el mes de junio en comparación con el año anterior.

México se encuentra solo debajo de Turquía en los resultados de este estudio.

En promedio general, el aumento en todos los países es de 1.8 por ciento de incremento en la inflación, mientras que en México fue de 4.1 por ciento. El de Turquía, que fue el mayor, tuvo un resultado de 8.3 por ciento.

El documento fechado el 30 de julio en París asegura que estos incrementos se dieron principalmente por el alto costo de la energía y los precios de los alimentos a nivel general en todos los países.

“Este incremento en el reporte anual de inflación fue dirigido principalmente por el alto precio de la energía y los alimentos. Los precios de la energía aumentaron en 3.4 por ciento en junio de este año en comparación con el 0.5 por ciento que aumentaron en mayo”, refiere.

Sin embargo, México está muy por encima de ese resultado ya que en el reporte se ubica con un aumento de 7.4 por ciento en los precios de los energéticos.

En cuanto a los precios de los alimentos a nivel general en junio tuvieron un incremento de 2.2 por ciento en comparación con el 1.9 por ciento. En el caso específico de fue de 5.8 por ciento.

Urgen la aprobación 

El pasado domingo tanto como Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los diputados del PRI, como Emilio Gamboa, líder de la fracción del tricolor en el Senado emitieron comunicados de prensa urgiendo la aprobación de la reforma energética.

Beltrones argumentó que ante la desaceleración económica urgían reformas económicas que han estado pendientes y una de ellas era la energética. En tanto Gamboa dijo que ya es hora de cumplir con una de las principales exigencias de los ciudadanos, la de generar una mejor economía, y esta sólo se lograría con la reforma energética.

La OCDE está presidido por José Ángel Gurría, quien ha realizado la mayor parte de su carrera en el servicio público en las administraciones priistas. De hecho en algunas de sus biografías se menciona que pertenece oficialmente al partido desde 1968.

De sus primero cargos importantes fue en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuando en 1992 fue nombrado Director del Banco Nacional de Comercio Exterior.

Fue Secretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores en el gobierno de Ernesto Zedillo.

El pasado 17 de junio este diario presentó una investigación llamada “El Manual Gurría”, de Peniley Ramírez, en la que se hizo patente la similitud entre las directrices de la OCDE y las políticas de la actual administración de Enrique Peña Nieto.

La igualdad entre el libro “Getting it Right” (Haciéndolo bien) y las propuestas presidenciales se da incluso hasta en la utilización de las mismas frases. 

Este libro fue entregado de manera personal por Gurría a Peña Nieto en enero de este año y en el se indican cuáles reformas iniciar primero, cuáles medidas incluir en los planes secundarios y el enfoque que se le tiene que dar a las reformas polémicas.

Una a una se han ido cumpliendo las características que el organismo recomienda para “hacer bien” las cosas en un País.

Ahora, los dos postulados presentados por los coordinadores parlamentarios priistas para urgir a la reforma energética encajan con los resultados que presentó la OCDE. Solidifican esa necesidad que urge a los priistas. ¿Coincidencia?