A tan sólo unos días de la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, la Ley del Trabajo establece que si se labora ese día, los patrones están obligados a pagar hasta el triple a sus trabajadores.

De acuerdo con la normativa, el 1 de diciembre de cada seis años, cuando corresponde la transición del Poder Ejecutivo, es un día feriado, por lo que los trabajadores no están obligados a laborar.

Por tal razón, la Ley establece que si algún patrón obliga a su trabajador a laborar en ese día está obligado a pagar, aparte del salario correspondiente, un salario doble.

“Los trabajadores no están obligados a prestar servicios en sus días de descanso. Si se quebranta esta disposición, el patrón pagará al trabajador, independientemente del salario que le corresponda por el descanso, un salario doble por el servicio prestado”, se lee.

Incluso, por tratarse de un día feriado, si el trabajador labora cuando el 1 de diciembre coincide con su descanso, le deberán pagar el salario triple por laborar en ese día.

“Los trabajadores que presten servicio en día domingo tendrán derecho a una prima adicional de un veinticinco por ciento, por lo menos, sobre el salario de los días ordinarios de trabajo”, señala la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo.

Finalmente, otros días obligatorios de descanso establecidos por la Ley del Trabajo son el 5 de febrero, 21 de marzo, 1 de mayo, 16 de septiembre, 20 de noviembre y el 25 de diciembre.