Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, habla con Reporte Índigo sobre el proceso interno iniciado el pasado fin de semana para discutir las molestias de algunos sectores del partido y el padrón de más de tres millones de militantes que habría dejado la afiliación. Así como lo que esto significa para la inminente definición de su candidatura presidencial rumbo a 2024.

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional presume la alta convocatoria que tuvieron, destacando que era un proceso interno y no uno en donde hubiera una candidatura de por medio, así como lo considera positivo respecto al método de dejar las decisiones más relevantes del partido en manos de la ciudadanía.

“Tuvimos plazas llenas todo el fin de semana en todo el país de gente que voluntariamente dijo ‘yo quiero ser parte de Morena’ porque estos tres millones de personas quedaron afiliadas a Morena, llenaron su formato de afiliación a Morena y ya son parte de nuestro movimiento. Esto demuestra que somos un partido vivo, que despierta el interés de la población.”

Personajes como Ricardo Monreal no participaron el fin de semana, no se reafiliaron al partido guinda y no aparecerían en el nuevo padrón que se espera esté listo en diciembre. Al respecto, Mario Delgado Carrillo solo comenta que “es decisión de ellos si participaron o no, yo me quedo con los tres millones de ciudadanos que participaron este fin de semana”.

Ante las quejas por mantener las puertas del partido abiertas aún a figuras otrora antagónicas, reconoce que “hay compañeros que no les gusta que el partido se abra, pero yo recuerdo que la definición de  partido-movimiento es que tenemos que seguir buscando la incorporación de más mexicanas y mexicanos a este proyecto”.

Esto bajo el argumento de que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador logró un tremendo éxito de más de 30 millones de votos “cuando se dio cuenta que la gente que quería un cambio no cabía en un partido político” y la llamó a sumarse al movimiento, por lo que considera algo similar el resultado de los tres millones de afiliados.

Sobre las denuncias de acarreo y otras prácticas cuyo combate Morena mantiene como una de sus banderas, adelanta que “no vamos a permitir que esas prácticas lleguen a nuestro partido, estamos haciendo una revisión de todo el proceso, casilla por casilla, para que no haya duda, que se respete la voluntad ciudadana. Es lo principal, que prevalezca la decisión de la gente”.

¿Qué sigue en la organización de Morena?

Con la votación de este fin de semana y con la publicación de los resultados oficiales programada para este jueves, el proceso interno seguirá con los consejos estatales a realizarse los próximos 13 y 14 de agosto para, finalmente, celebrarse el Congreso Nacional de Morena el 17 y 18 de septiembre, como explica Mario Delgado.

“Tendremos nuevos Comités Directivos Estatales, se renovarán los Consejos Estatales, en septiembre tendremos un nuevo Congreso Nacional, un nuevo Comité Ejecutivo Nacional, vamos a actualizar nuestros documentos básicos, nuestros estatutos. Todo esto pues ya preparándonos para estar listos para 2024.”

Rumbo a la cita de septiembre, sectores del partido han dejado en claro que buscarán un cambio de dirigencia, como lo manifestó el Foro Nacional de Militantes de Morena desde que se emitió la convocatoria a finales de junio y, tras las votaciones del fin de semana, se sumó el Frente Nacional Obradorista con un llamado a movilizaciones.

Frente a estas demandas, Mario Delgado recuerda que “la compañera Citlalli Hernández y tu servidor fuimos electos hasta agosto de 2023 y ahí es cuando terminará nuestro mandato. Esto nos va a permitir entregar un partido organizado, fuerte, unido y listo para la movilización del 2024 que asegure el triunfo electoral”.

Por el contrario, incluso plantea que “este proceso nos ayuda y, ahora que terminemos todo el proceso de renovación de todos los órganos de dirección del partido, evidentemente nos pone ya listos para la organización rumbo al 2024. Estamos en tiempo, ya hemos dicho que será por encuestas la decisión”.

Mario Delgado dice que sin favoritismos para 2024

Este proceso funciona también como la antesala a la contienda interna con la que se decidirá al abanderado de Morena para 2024 y que tiene precedentes en la selección de candidatos estatales en 2021 y 2022, puesto que se realizará mediante una encuesta dividida en dos etapas y cuyo resultado se dará a conocer alrededor de estas fechas del próximo año.

Dado que ya comienzan a presentarse fricciones y choques entre las principales “corcholatas” morenistas –Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Adán Augusto López y Ricardo Monreal-, Mario Delgado adelanta que su dirigencia actuará de manera institucional para no dar razones o pretextos que lleven a la división del partido.

“Ya dependerá del compromiso que tenga cada quien con este proceso histórico de transformación si antepone el interés del proyecto o su interés personal. Pero, en lo que toca a nosotros, no, nosotros no vamos a tener favoritos, nosotros no vamos a inclinarnos por nadie”, asegura al considerar esta una responsabilidad compartida entre la dirigencia y los aspirantes.

Respecto a las reiteradas solicitudes de garantizar la equidad en la próxima contienda interna de Morena, considera que “justamente este comportamiento institucional, transparente, imparcial va a contribuir mucho a la unidad del movimiento. Este piso parejo para todos debe ser una garantía y una certeza para todos nuestros liderazgos”.

Te puede interesar: Proceso interno, radiografía de Morena rumbo a 2024