¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

NEXTEL

Servicio no disponible

Georgina Howard

Nextel, una historia de éxito que va camino a la bancarrota.

Tras 16 años de servicio, la inminente quiebra de NII Holdings, la matriz de Nextel, podría obligar a la compañía a vender su participación en México y Brasil.

Por lo que ahora la telefónica está a un paso de formar parte de los activos de Iusacell o Telefónica Móvil, de acuerdo a analistas financieros.

La tajada que buscan ambas empresas es la importante base de clientes, los 1.7 GHz para uso celular y los 2.5 Gigas para transmisión inalámbrica de datos. 

Aunque no todo será ganancia. 


Ago 19, 2014
Lectura 3 min
2.9 millones de clientes mantiene actualmente en toda la República Mexicana

Nextel, una historia de éxito que va camino a la bancarrota.

Tras 16 años de servicio, la inminente quiebra de NII Holdings, la matriz de Nextel, podría obligar a la compañía a vender su participación en México y Brasil.

Por lo que ahora la telefónica está a un paso de formar parte de los activos de Iusacell o Telefónica Móvil, de acuerdo a analistas financieros.

La tajada que buscan ambas empresas es la importante base de clientes, los 1.7 GHz para uso celular y los 2.5 Gigas para transmisión inalámbrica de datos. 

Aunque no todo será ganancia. 

Nextel solo participa con el 3 por ciento del mercado y en México ha sido una de las compañías que más sanciones ha recibido de parte de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por el cobro indebido de servicios.

El director del departamento de Administración, Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey, Juan Carlos Rivera, mencionó a El Financiero que el problema del endeudamiento de Nextel lo viene “arrastrando” desde hace tres años.

El especialista explicó que la empresa se endeudó para poder invertir en infraestructura y usos de línea con el fin de presentarse como una compañía más moderna y con mayores oportunidades de crecimiento dentro del mercado.

Sin embargo, cometió algunas equivocaciones como ofrecer paquetes de bajo precio, pero nunca cambió su esquema de ser solo un instrumento de comunicación.

En julio del 2010, Nextel acordó pagar más de 18 mil millones de pesos por los derechos de uso de las concesiones y 19 mil millones de pesos más para la inversión en el desarrollo de infraestructura.

Solo para el cambio de radios a teléfonos inteligentes y el despliegue de esa nueva red, gastó más de 2 mil millones de dólares.

El apagón

La situación de Nextel se agravó el año pasado por los retrasos en la operación de su red de tercera generación, y el apagón de la red de Sprint Nextel, que daba soporte a los usuarios de radio en la frontera norte.

Según directivos de la firma, el despido de 800 empleados en la división mexicana -que costó 22.7 millones de dólares en los primeros seis meses de este año- abonó a la caótica situación que ya vivía la telefónica.

Para aminorar la caída, Nextel puso a la venta su flota de aviones por 32.5 millones de dólares y decidió declarar como pérdida contable 127.5 millones de dólares de los activos de Nextel Chile.

Nada funcionó.

Teléfono descompuesto

En los 16 años de Nextel en México, la empresa ha sido la telefónica que más quejas ha tenido en Profeco por cobros indebidos en servicios no contratados por los usuarios.

Tan es así que el Poder Judicial Federal ratificó una multa emitida por un millón 80 mil 127 pesos en su contra.

Aunque presentó un recurso de amparo este no prosperó.

Pero aún, la misma Procuraduría presentó una demanda colectiva por posibles irregularidades encontradas en su servicio “Evolution”, el cual recibió más de 3 mil quejas de los usuarios.

Comentarios