A la Secretaría de Economía y Trabajo le corresponden las políticas y programas de Nuevo León relativas al fomento de las actividades industriales, comerciales, mineras, de abasto, exportaciones y turísticas; también debe fomentar el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas y la inversión nacional y la extranjera. Por otra parte, debe consolidar una cultura laboral e implementar programas de capacitación sindical, así como intervenir en los conflictos obrero-patronales.

Sin embargo, el gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, busca dividir en dos esta secretaría.

“Soy partidario que la Secretaría de Economía y Trabajo estatal se debe escindir, no comparto que una sola persona esté por el mundo buscando inversión extranjera focalizada, y al mismo tiempo esté buscando que las mujeres emprendan, (impulsando) un turismo de alta densidad y lidiar con los sindicatos”, expresó el 5 de septiembre.

Ese domingo, el próximo mandatario presentó al equipo de transición del bloque de Economía, Trabajo y Desarrollo Regional, que encabezará el empresario Iván Rivas Rodríguez, exdirector general de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Nuevo León. Sin embargo, no reveló a la persona que sucederá en el cargo a Roberto Russildi Montellano, secretario de Economía y Trabajo en la administración de Jaime Rodríguez desde agosto de 2018.

Primero, García Sepúlveda enviará al Congreso local una Ley Orgánica de la Administración Pública para el estado de Nuevo León que permita separar la Secretaría de Economía y Trabajo. Con la aprobación de la misma por parte del órgano legislativo, confirmará los nombramientos de quienes ocuparán la titularidad.

El gobernador electo aclaró que esto no significa mayor gasto sino ahorro de presupuesto en las plazas, ya que no se duplicarán las funciones.

“Cuando se piensa que por separar (Economía y Trabajo) va a haber más empleo o más puestos, lo que les puedo confirmar es que paralelo a la Ley Orgánica irá el paquete (del presupuesto) de 2022, que tendrá fuertes ahorros”, dijo.

Cuando ‘El Bronco’ unió Economía y Trabajo

En febrero de 2016, con apenas cuatro meses en el cargo, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, anunció en conferencia de prensa que buscaba cerrar 54 dependencias, 21 paraestatales y recortar 700 empleos para lograr un ahorro de entre 400 y 500 millones de pesos al año.

“El 29 de febrero del presente año el Ejecutivo a mi cargo publicó en el Periódico Oficial del Estado el Acuerdo de Reestructura Organizacional de la Administración Pública del Estado de Nuevo León, con el fin de efectuar una reorganización gubernamental conforme a las acciones y lineamientos plasmados en dicho documento y así ofrecer a la ciudadanía un gobierno eficaz, eficiente y transparente”, informó “El Bronco”.

Como parte del proyecto para reestructurar el gobierno local, desapareció la Secretaría del Trabajo, que fue absorbida por la de Desarrollo Económico, para crear la Secretaría de Economía y Trabajo. Rodríguez Calderón presentó ante el Congreso local una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública para el Estado de Nuevo León, como ahora pretende hacerlo Samuel García.

Finalmente, el 15 de junio de 2016, fue publicado en Periódico Oficial del Estado el Reglamento Interior de la Secretaría de Economía y Trabajo. El argumento de “El Bronco” al unir esta secretaría fue el mismo de Samuel al dividirla: ahorrar dinero.

Cuando todavía estaban separadas, en 2015, el presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Económico fue de 515 millones 728 mil 880 pesos. Mientras que en el mismo año, la Secretaría del Trabajo dispuso de 169 millones 655 mil 371 pesos.

Al siguiente año, el último en el que estuvieron divididas, la Secretaría de Desarrollo Económico tuvo una partida presupuestal de 316 millones 230 mil 828 pesos. La Secretaría del Trabajo contó con 227 millones 568 mil 336 pesos.

También puedes leer: Movilidad, Medio Ambiente e Infraestructura de Samuel cuestionable