Amenos de 20 días de la elección, Carlos Lomelí Bolaños, abanderado de Morena para gobernar la capital jalisciense, se siente confiado por el respaldo de la ciudadanía: “Vamos muy bien, nosotros tocamos puertas y nos abren el corazón”, señala.

No obstante, de ganar la elección, el mayor reto al que se enfrentaría, además de obtener la preferencia popular, es lograr el control de la violencia e inseguridad que impera en la entidad y que se ha agudizado en los últimos años.

De sus recorridos por las diversas zonas de Guadalajara, el candidato refiere que percibe a la gente con hartazgo del Gobierno de Movimiento Ciudadano, encabezado por el gobernador Enrique Alfaro.

“Veo un hartazgo por ignorar al pueblo, un hartazgo por la inseguridad, por la falta de servicios, por la falta de agua, por el abandono general de más de cuatro o cinco años.

“La gente lo único que pide, más que tinacos o celdas solares que anda repartiendo Movimiento Ciudadano, es trabajo, educación, que no falte alimento en la mesa, quieren poder recuperar la salud. Y, por supuesto, que quieren lugares donde sus hijos puedan correr una pelota sin ser violentados o enganchados por el crimen organizado”.

En este sentido, Lomelí Bolaños afirma que, de ganar la elección, la seguridad sería el eje principal de su administración. Materia que alinearía a la estrategia implementada por el Gobierno federal, y trabajaría de la mano con el gobernador del estado.

“Con la mejora de vida y cuidar nuestra policía, incrementar, por lo menos, en el primer trimestre mil policías más, darles todas las herramientas y toda la capacitación que se requiere, y alinear los programas de combate contra la delincuencia organizada con el Gobierno federal.

“Seguramente después del 6 de junio trazaremos la ruta para que, tanto el municipio como el gobernador, presionaremos para que nos alineemos todos con la estrategia al combate al crimen organizado”, señala Carlos Lomelí.

Reactivación económica, el plan de Carlos Lomelí

Acerca de la reactivación económica que deriva de la pandemia, el excandidato a la gubernatura de Jalisco por la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena, PT y PES) en 2018, expresa que el primer paso es detonar la economía de barrio.

“La tienda de abarrotes, la carpintería, la panadería, la tienda de regalos, la tienda donde venden ropa. En los barrios hay que brindarles crédito a la palabra, que resurtan una gran cantidad de estas microempresas, que son las que generan una gran derrama económica en las 580 colonias”, apunta.

A su vez, Carlos Lomelí busca enfocar sus esfuerzos en acabar con la corrupción, limpiar la ciudad, impulsar diversas industrias, como la del calzado y la moda, y atraer el turismo.

A la pregunta expresa de la posibilidad de que Morena tome fuerza en el estado después de la elección, el candidato afirma que “sin echar las campanas al vuelo”, Movimiento Regeneración Nacional va a gobernar gran parte de Jalisco, incluida Guadalajara y la zona metropolitana.

De este modo, pronostica que el 6 de junio para Movimiento Ciudadano “es el principio de su final”.

También puedes leer: Arranca campaña Carlos Lomelí en Guadalajara