Sedena blinda Acatlán tras asesinato de Alexander; Murat afirma que no habrá impunidad

La Sedena instaló filtros de control preventivos que se mantendrán por un tiempo indefinido y con el propósito de reforzar la seguridad en el municipio

Sedena oaxaca
Comparte esta nota

Luego que la noche del pasado martes se asesinara por accidente a Alexander, de 16 años, el municipio de Acatlán de Pérez Figueroa, en Oaxaca, ya se encuentra blindado y acordonado por autoridades estatales y la propia Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De hecho, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, ya mantiene comunicación con la madre de Alexander y señaló que lo más probable es que un elemento de la policía municipal sea el responsable.

Por ello, Murat reiteró el apoyo de su administración y aseguró en este caso no habrá impunidad sino que se aplicará todo el peso de la ley contra quienes resulten responsables.

Hasta este momento, un elemento de la policía municipal está en disposición de la Fiscalía General mientras que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPO) ya reforzó la seguridad en la zona.

Incluso, la SSPO deslindó a sus elementos de las corporaciones estatales sobre estar involucrados en el asesinato de Alexander y sus primeros informes apuntan a los elementos municipales.

La Sedena también instaló filtros de control preventivos que se mantendrán por un tiempo indefinido y con el propósito de reforzar la seguridad en el municipio, el cual tiene alta incidencia delictiva.

Fue este 9 de junio cuando elementos de la Policía Municipal de Acatlán de Pérez mataron por accidente a un joven de 16 años, identificado como Alexander, cuando había salido a comprar un refresco.

Alexander salió de su casa para comprar refrescos en compañía de otros tres jóvenes en el poblado Vicente Camalote, cuando una patrulla los interceptó y abrió fuego sin interrogarlos.

Lee: Sedena busca personal de distintas áreas para enfrentar Covid-19

Salir de la versión móvil