El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, sostuvo hoy una reunión con el próximo secretario de seguridad federal, Alfonso Durazo, donde se acordó reforzar la coordinación que existe entre el Estado y Federación en materia de seguridad.

Rodríguez explicó que durante el encuentro hubo intercambio de experiencias con el próximo responsable de la seguridad del gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

“Vamos a fortalecer el tema de coordinación”, señaló Rodríguez.

“Lo que hicimos fue pasarnos experiencias y ponernos de acuerdo para el futuro”, especificó.

En la reunión estuvo presente el secretario general de gobierno, Manuel González, además del secretario de seguridad, Bernardo González. Por parte de Durazo estuvo presente Judith Díaz, quien será la delegada federal del gobierno de López Obrador en Nuevo León.

Durazo calificó como enriquecedora la reunión con Rodríguez y dijo que hubo un compromiso de trabajar en coordinación para sumar esfuerzos y mejorar la seguridad.

“Hemos hecho el compromiso de trabajar de manera muy cercana sumando esfuerzos”, dijo Durazo.

El próximo secretario de seguridad federal señaló que Nuevo León es ejemplo de programas que pudieran replicarse a nivel nacional o convertirse en políticas públicas en el gobierno federal.

“La idea de esta reunión es recoger experiencias que en el caso de Nuevo León han sido exitosas y que pudieran ser eventualmente replicables a nivel nacional previas adaptaciones. Hay una gran riqueza acá principalmente en el ámbito de la participación social, en el sector empresarial que ha tenido momentos estelares con muy buenos resultados”, enfatizó.