"En estos momentos de dolor, impotencia y tragedia provocada por la violencia, elevamos nuestra plegaria al cielo por el eterno descanso de estos hermanos nuestros, e imploramos al Señor la conversión de sus agresores"

Episcopado Mexicano

Dos sacerdotes que fueron secuestrados la madrugada de este lunes por un grupo armado en la iglesia de Nuestra Señora de Fátima en Poza Rica, Veracruz, fueron encontrados sin vida en la carretera que comunica dicha región con Papantla, informó la Fiscalía General del estado.

De acuerdo a medio locales, los cuerpos de los sacerdotes se encontraban maniatados y presentaban varios disparos en distintas partes del cuerpo, incluido el rostro.

De acuerdo a la indagatorias, el nombre de las víctimas era Alejo Nabor Jiménez Suárez y José Alfredo Jiménez Juárez de la Cruz.

Los secuestradores sacaron a la fuerza de la iglesia a ambos sacerdotes y a uno de sus ayudantes, el cual fue encontrado con vida en la carretera Poza Rica-Papantla.

El ayudante fue atendido por diversos golpes y fue puesto a disposición de la Fiscalía de el estado para que rinda su declaración.

Por su parte, el episcopado mexicano pidió a las autoridades que resuelvan el caso lo antes posible y envió sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas.

“En estos momentos de dolor, impotencia y tragedia provocada por la violencia, elevamos nuestra plegaria al cielo por el eterno descanso de estos hermanos nuestros, e imploramos al Señor la conversión de sus agresores”, señaló el episcopado en un comunicado posterior”.

La Fiscalía estatal informó que la Fiscalía Regional Zona Norte Tuxpan ya integró una carpeta de investigación con todos elementos disponibles.

Hasta el momento se desconoce el motivo del ataque y la identidad de los agresores.