¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

CARRERAPANAMERICANA

Roadtrip por México

Roxana Aguirre

Los protagonistas de la carrera no son los pilotos, sino los 120 brillantes vehículos que datan de entre 1950 y 1960.

Lucen pulidos, adornados con banderas, logotipos y leyendas, acomodados cuidadosamente para su preparación, algunos levantados por gatos mientras les colocan las llantas, y otros con el cofre abierto donde les verifican los líquidos del pesado motor.

Los chasquidos de las máquinas ambientan hoy el World Trade Center de Veracruz, donde se dará el banderazo simbólico de salida, para que mañana inicie la vigésimo quinta edición de la Carrera Panamericana.


Oct 17, 2012
Lectura 3 min

Conductores de 15 nacionalidades transitarán a una velocidad tope de 250 kilómetros por hora

"Esto es el automovilismo puro con coches muy pesados, motores muy grandes y en carreteras libres”

- Eduardo Rosas

Piloto mexicano

Los protagonistas de la carrera no son los pilotos, sino los 120 brillantes vehículos que datan de entre 1950 y 1960.

Lucen pulidos, adornados con banderas, logotipos y leyendas, acomodados cuidadosamente para su preparación, algunos levantados por gatos mientras les colocan las llantas, y otros con el cofre abierto donde les verifican los líquidos del pesado motor.

Los chasquidos de las máquinas ambientan hoy el World Trade Center de Veracruz, donde se dará el banderazo simbólico de salida, para que mañana inicie la vigésimo quinta edición de la Carrera Panamericana.

Pilotos de 15 nacionalidades; europeos, alemanes, suizos, estadounidenses y mexicanos, son quienes conducirán por carreteas mexicanas a una velocidad tope de 250 kilómetros por hora, durante una semana.

Victor Segura, director de la Carrera Panamericana, indicó que será el viernes a las ocho horas cuando de inicio el recorrido de tres mil 100 kilómetros que finalizará en Zacatecas el 25 de octubre.

“El recorrido será de Veracruz a Oaxaca, luego de Oaxaca a Puebla, de Puebla a Querétaro, Querétaro a Morelia, Morelia a Guanajuato, de Guanajuato a San Luis Potosí y de San Luis Potosí a Zacatecas”, explicó.

“En Alemania la llaman ‘La Joya de la Corona’ porque son carreras de velocidad pura (…)”, expresó Segura.

Automovilismo puro

Su único trabajo es manejar. Eduardo Rosas, piloto mexicano que representará a Veracruz en la carrera, afirmó que es una experiencia totalmente nueva para él, pues antes sólo corría en pista.

“Esto es el automovilismo puro con coches muy pesados, motores muy grandes y en carreteras libres, cerradas, en el que las velocidades que se desarrollan no le piden nada a los autos de pista”, narró.

Su mano derecha es Christofer Voeguel, el navegante que se encarga de guiarlo en el recorrido.

Tomás López Rosas, vigila que su vehículo, un Porche 911 del año 69, esté en las mejores condiciones.

“El auto pesa mil 20 kilogramos, tiene un motor de 205 caballos y desarrolla una velocidad máxima de 215 a 260 kilómetros por hora”, dijo orgulloso.

López Rosas ganó la carrera en la clasificación histórica C en 2010 y el año pasado obtuvo el triunfo en la histórica B.

“Nosotros preparamos el auto desde hace seis meses (…) siempre surgen algunos inconvenientes.

Las revisiones a los carros deben ser minuciosas pues sufren mucho desgaste, de lo contrario no solo se arriesga a su piloto, sino a los demás competidores.

López Rosas se mantiene concentrado, sabe que durante la carrera no debe perder ningún detalle, escuchar la grava, sentirla y así evaluar junto con su copiloto cuál es la estrategia a seguir para ganar. 

Comentarios