¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

TELEFéRICOMTY

Resucitan teleférico en Cerro de la Silla

César Cepeda

El polémico proyecto de construir un teleférico en el Cerro de la Silla –declarado monumento natural protegido- está de vuelta en Nuevo León.

Después de ser suspendido hace 8 años por la Semarnat, por ser una amenaza ecológica al Área Natural Protegida, este proyecto de infraestructura ha sido retomado por la administración municipal de Guadalupe, municipio conurbado de Monterrey.


Dic 5, 2014
Lectura 5 min

El polémico proyecto de construir un teleférico en el Cerro de la Silla –declarado monumento natural protegido- está de vuelta en Nuevo León.

Después de ser suspendido hace 8 años por la Semarnat, por ser una amenaza ecológica al Área Natural Protegida, este proyecto de infraestructura ha sido retomado por la administración municipal de Guadalupe, municipio conurbado de Monterrey.

El alcalde del PRI, César Garza Villarreal,  pretende –antes de que concluya su mandato– darle factibilidad legal a la construcción del teleférico incluyendo la obra en el Plan de Desarrollo Urbano que está elaborando el municipio.

Hasta el momento el edil priista no ha revelado públicamente su intención de impulsar la construcción del teleférico que busca que conecte el Parque La Pastora con el Cerro de la Silla.

Sin embargo, la idea ha sido ya adelantada de manera extraoficial a las autoridades ambientales de Nuevo León por Luis Ramón Lucio Garcés, director general de Desarrollo Urbano y Ecología de Guadalupe.

Lucio Garcés incluso dio a conocer que el Municipio de Guadalupe contempla la construcción de una carretera (o “sendero turístico”) que recorra el corazón del Monumento Natural Cerro de la Silla.

Las autoridades municipales no han aclarado si el proyecto para construir un teleférico en el Cerro de la Silla es una obra municipal o es impulsada por una empresa privada.

El proyecto requerirá la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, que encabeza Juan José Guerra Abud.

También necesitará forzosamente el aval de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, que dirige Luis Fueyo Mac Donald.

Área protegida

El Cerro de la Silla está sujeto a una protección especial por ser considerado un Monumento Natural Protegido desde el año de 1991.

Este año finalmente la Semarnat publicó –después de 25 años– el resumen del Programa de Manejo del Área Natural Protegida con categoría de Monumento Natural Cerro de la Silla.

El decreto protege una zona de 6 millones de hectáreas del Cerro de la Silla, ubicada en los municipios de Monterrey, Guadalupe y Juárez como zona protegida federal.

El programa de manejo prohíbe la construcción de infraestructura en el Área Natural Protegida. Sin embargo excluye de esta restricción a una subzona llamada Teleférico-Santa Ana, donde sí contempla obras e instalaciones de apoyo al turismo.

Es precisamente la zona se construyó un teleférico en el Cerro de la Silla, que tuvo que clausurarse en la década de los 60’s después de un accidente mortal.

“A efecto de que se cumpla la función protectora, queda estrictamente prohibida la construcción de todo tipo de edificaciones o instalaciones que no sean las adecuadas para el cuidado y la conservación del Monumento Natural”, advierte el plan de manejo.

Pero luego aclara: “Por ello para la construcción de infraestructura de apoyo al turismo de bajo impacto ambiental en la Subzona de Uso Público “Teleférico-Santa Ana”, se deberán emplear ecotécnias, así como diseños que no destruyan ni modifiquen sustancialmente el paisaje ni la vegetación y se deberán cumplir con las condiciones que fije la normatividad en la materia, evitando la dispersión de residuos y cualquier perturbación a las áreas adyacentes”.

La construcción de un teleférico en el Cerro de la Silla –una obra considerada como amenaza por los grupos ecologistas de Monterrey– se remonta a la década de los 90’s cuando fue alcalde de Guadalupe, el panista Jesús María Elizondo.

Pero fue en la administración que encabezó el priista Juan Francisco Rivera Bedoya cuando el proyecto tomó forma e incluso se solicitaron los permisos de uso de suelo ante la Semarnat.

En ese entonces la obra tendría un costo de 17 millones de dólares.

La obra fue rechazada también por vecinos de la Colonia Bosques del Contry, alegando que el proyecto representaba un riesgo ambiental y de seguridad en este sector.

Pese a la oposición de los vecinos, en el año 2005 el Municipio de Guadalupe presentó la Manifestación de Impacto Ambiental con el propósito de obtener el aval de la Semarnat para la construcción de esta obra.

La Semarnat rechazó otorgar los permisos por considerar que la construcción de la obra tendría un impacto ecológico negativo en el Monumento Natural Protegido Cerro de la Silla.

El proyecto fue cancelado por el Municipio de Guadalupe de manera definitiva. 

Ni la administración municipal que encabezó primero la senadora Cristina Díaz ni en la de Ivonne Álvarez se habló del tema del teleférico.

Es el alcalde César Garza quien ha decidido retomar este proyecto con la intención – no de construirlo porque no le alcanza el tiempo-pero si de darle certeza legal con los permisos y beneficiar a los particulares.

Hace más de 50 años, en 1961, el día que iniciaba operaciones, se registró un accidente trágico en el Teleférico de Monterrey, donde murieron tres personas entre ellos los ingenieros responsables de la obra. Un año después se registró otro percance que obligó a las autoridades a cancelar de manera definitiva este paseo.

El teleférico se había construido con la intención de ayudar al Patronato de la Ciudad de los Niños, un orfanato privado que manejaba el sacerdote Carlos Álvarez.


Notas relacionadas

May 16, 2016
Lectura 3 min

TELEFéRICOMTY

Guadalupe analiza opciones del teleférico

Félix Córdova


May 16, 2016 Lectura 3 min

Comentarios