Los repartidores de comida por apps de la Ciudad de México se han movilizado para obtener mejores condiciones laborales. Sin embargo, su causa sigue a la deriva y lo más preocupante es que cuando tienen un accidente carecen del apoyo de las aplicaciones, acusan.

Un caso que revela esta situación es el que fue difundido en redes sociales sobre un repartidor que fue atropellado el pasado 12 julio: pese a que el incidente le causó una fractura de ligamentos cruzados, la aplicación no lo auxilió y lo sancionó con 10 horas de suspensión.

Cabe destacar que en octubre de 2020, los repartidores hicieron un paro en la capital para exigir que se les dieran prestaciones laborales, remuneración digna y para que se cree la infraestructura vial adecuada ante los accidentes vehiculares de los que son víctimas.

3

accidentes de repartidores de comida por apps ocurren en promedio cada día

Durante el año pasado, según el Reporte de Hechos de Tránsito del Cuarto Trimestre de 2020 de la Secretaría de Movilidad (Semovi), los incidentes en los que se vieron involucradas bicicletas —uno de los principales vehículos de repartidores— aumentaron.

De acuerdo con la fuente referida, en 2019 hubo 959 accidentes en los que estuvieron involucrados los ciclistas, cifra que para 2020 ascendió a mil 419, un 47 por ciento más.

Mientras que de las 615 muertes por accidentes de tránsito que hubo el año pasado, 79 correspondieron a ciclistas, el 12 por ciento. Lo anterior convirtió a este sector de usuarios de la vía en el segundo con mayor mortalidad en siniestros vehiculares después de los peatones.

También puedes leer: Atropellan a repartidor de Rappi en CDMX; empresa no ayuda y lo sanciona 10 horas

Actualmente, los repartidores por apps están en espera de que las autoridades locales cumplan su promesa de crear una reforma que regule su trabajo y les permita tener condiciones dignas.

Indolencia ante accidentes de repartidores

A pesar de las manifestaciones y movilizaciones de los grupos de repartidores, estos siguen padeciendo la indolencia de las aplicaciones de comida, acusa Alfredo García, vocero de la Unión de Repartidores de la Ciudad de México.

García menciona que a la semana, su organización ha registrado que las personas dedicadas a la entrega de comida o paquetes en bicicleta o moto sufren 2 o 3 accidentes al día, en promedio.

Sin embargo, las aplicaciones de comida prefieren no perder prestigio como marca y no apoyan a sus socios en situaciones de riesgo, dice

“Son pocas las aplicaciones que dan algún seguro, por ejemplo, Uber o Rappi, las demás no dan nada”, explica.

1,419

accidentes hubo en 2020 en los que se vieron involucradas bicicletas (principal vehículo de repartidores)

Aunque hay aplicaciones que ofrecen un seguro, estos son insuficientes, dice el repartidor.

Por ejemplo, en el caso de Rappi, García detalla que tiene un seguro de daños a terceros que solo cubre por un monto de 5 mil pesos a los motociclistas y la cifra se reduce a 3 mil en el caso de ciclistas.

No obstante, no están asegurados por gastos médicos mayores y si quedan lesionados, solo hay tres gestores de la aseguradora GNP que los pueden atender.

“Son tres gestores para el Estado de México y la Ciudad de México, si hubiera cuatro accidentes en la región al mismo tiempo, uno de los lesionados se quedaría sin atención”, declara.

47

por ciento más de accidentes de ciclistas hubo en 2020 respecto a 2019

Además, los seguros aplican solo si el repartidor estaba en ruta a dejar un pedido. Por ejemplo, si sufren un percance en lo que van a recoger algo a una tienda o restaurante, o solo están esperando que les llegue un cliente, están totalmente desprotegidos.

García relata que además de que se accidenta el socio-repartidor, las aplicaciones los multan por no entregar el pedido.


“Después de que notificas el accidente, la empresa libera el pedido, te carga un adeudo por no entregarlo y te castiga sin poder repartir en 10 horas”

Alfredo García

Vocero de la Unión de Repartidores de la Ciudad de México

También puedes leer: Pedalear hacia la formalidad

Por ello, el vocero de la Unión de Repartidores de la capital considera que están en la total desprotección, pues carecen de prestaciones de ley, así como de un salario fijo.

No obstante, durante la pandemia de COVID-19 fueron de los servicios más solicitados debido al confinamiento por la contingencia sanitaria.

En junio de 2020, la plataforma de finanzas Fintonic informó que las aplicaciones de entrega de comida tenían un aumento en demanda de entre 19 y 40 por ciento debido a la pandemia.

Promesas sin concretarse

Alfredo García explica que la Secretaría de Movilidad no les ha dado ninguna respuesta a sus demandas y lo único que les ha dicho es que la licencia de trabajo para motociclistas que está en proceso será más barata.

Por otra parte, menciona que la titular de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE) de la capital, Soledad Aragón, les ha dicho en mesas de trabajo que buscará proponer una reforma legislativa al Congreso de la Ciudad de México para regular las apps y que estén obligadas a dotarlos de prestaciones de ley.

Sin embargo, hasta la fecha, no se ha concretado dicha iniciativa, ni los han incluido en su elaboración.

“Queremos ser partícipes en la estructuración de la reforma, no que solo nos consulten cuando ya esté hecha, lo que queremos es que nos integren a todos los repartidores, a los de tiempo completo, a los que solo se dedican a esto para sostener sus estudios y a las madres solteras que lo hacen para sacar adelante a su familia”, indica.

También puedes leer: Repartidores contra la precariedad laboral