Luis Espinosa Cházaro, coordinador de los diputados federales del PRD, asegura que la reforma electoral es idónea para buscar la reorganización de Va por México con miras a los procesos de 2023 y 2024.

“Cada quien podrá tener su visión de país: PAN, PRI y PRD, pero en general, todos buscan defender al INE, al Trife, a los OPLES y que no se ve vote por los consejeros electorales, situación que no sucede en ningún país del mundo”
Luis Espinosa CházaroCoordinador de los diputados federales del PRD

El perredista recuerda que se vivió un retraso en el proceso de seguir adelante ante la amenaza del PRI de ir en algunos temas con Morena.

“Sufrimos una crisis en la coalición, tanto legislativa como electoral en Va por México, con la oposición del PRI en materia del Ejército. Habíamos firmado, no sólo convenido, firmado, una moratoria constitucional en dos temas, el del Ejército y lo electoral (la reforma). No se cumplió, pero creo que el bien del país está por encima de los egos o las ideas personales de cualquier individuo. No sólo del presidente del PRI, sino de los presidentes de los tres partidos y de los coordinadores. La votación de la defensa de la democracia del INE puede dar un nuevo escenario para volver a trabajar juntos”, explica el diputado federal.

Espinosa dice que la unión de los tres partidos debe de ir acompañada de compromisos claros para hacer una buena oferta política con miras a evitar que Morena se apropie del Estado de México y Coahuila y, posteriormente, sostenga la Presidencia de la República.

“Es una buena coyuntura, un buen punto de inflexión para que recuperemos, entre todos, no es nosotros con el PRI o el PRD, sino entre los tres partidos, la confianza. Es la oportunidad de abrir espacios de diálogo, necesitamos en los hechos dar muestras de que lo que nos une es México”.

El coordinador de los diputados federales del PRD considera que en este momento político quien haga un cálculo personal o partidario se está equivocando terriblemente y la gente lo va a castigar en las urnas.

“Las encuestas que hemos hecho cada partido por nuestro lado dejan claro que ninguno de los tres puede ganar sólo en esta elección y sería muy complicado ganar en 2024. No creo que haya un cálculo electoral. No de mi parte, por lo menos.

“Yo creo que lo que hay que poner por delante es lo mismo que pusimos en 2021, que es que a México le vaya bien, que haya un contrapeso democrático a una autoritarismo que se está construyendo y por eso tuvimos buenos resultados”, sentencia.

Esta unión, requerirá también de reglas claras para evitar tener problemas a la hora de elegir candidatos.

“Aquí es importante regresar a la mesa no con promesas sino con hechos, buscar un método, que se apunten los perredistas, los panistas y los priístas que consideren que tienen el legítimo derecho a aspirar, recorrer el país en 2023, y vayamos filtrando a aquellos que mejores posibilidades tengan”, explica.

Te puede interesar: Reforma electoral de Morena, irá a tiempo extra