Desde el lunes, la ciudadanía de Nuevo León podrá acudir a los parques de la entidad. El Consejo de Seguridad en Salud permitió la apertura de estos espacios públicos con acceso controlado a 30 por ciento y sólo para actividades deportivas.

Manuel de la O, secretario de Salud de Nuevo León, mencionó a Chipinque, Fundidora y La Huasteca durante la conferencia de prensa de actualización de casos de COVID-19.

“Chipinque va a permanecer abierto sólo para realizar actividad física, no para carnes asadas o eventos ni que vaya la familia a disfrutar. También Fundidora y La Huasteca”, dijo el funcionario.

Desde Palacio de Gobierno, el secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, argumentó que la actividad física es benéfica para la salud y que estos sitios pueden mantener las medidas sanitarias.

“Hay mucha gente que utiliza el Parque Fundidora para hacer ejercicio, ya sea caminar o trotar, también la Huasteca, ahí se puede controlar el aforo. Es conveniente seguir haciendo ejercicio”, mencionó De la O Cavazos.

Fue el 5 de agosto cuando ante el cambio a color rojo en el semáforo epidemiológico las autoridades sanitarias ordenaron el cierre de parques a partir del 9 de agosto.

Cambian indicadores del semáforo

Ayer, en Nuevo León hubo mil 920 casos y 55 defunciones. Con estas cifras los casos acumulados llegaron a 244 mil 243 y 12 mil 467 decesos.

La decisión de reabrir parques se debe a los cambios en el semáforo epidemiológico, el cual mantiene tres indicadores en riesgo máximo, cuatro en riesgo alto y tres en riesgo bajo. Por ello las restricciones en la movilidad y operación de giros de entretenimiento se mantienen.

En riesgo máximo están la ocupación de camas COVID-19, con 73 por ciento; el promedio de casos nuevos, con mil 549; y el promedio de defunciones, con 47.

En riesgo alto se encuentran la ocupación de camas de terapia intensiva, con 69 por ciento; la tasa de transmisión, con 1.32; el comparativo de neumonías, con 50 por ciento; y el promedio de pruebas positivas, con 40 por ciento.

En verde se encuentra la capacidad instalada de pruebas, con mil diarias; el comparativo de enfermedades respiratorias, que no ha tenido aumento; y el promedio de pruebas procesadas con 3 mil 842.

También puedes leer: Sin guarda parques contra incendios forestales en NL