¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

PRESARAYONES

Proyectan presa en la citrícola

César Cepeda

Las autoridades federales analizan la construcción de una presa reguladora en el cauce del Río Pilón, para prevenir inundaciones en los municipios de la zona citrícola de Nuevo León.

El nuevo embalse, que se localizaría en el municipio de Rayones, también estaría diseñado para almacenar agua para darle un aprovechamiento agrícola. 

En estos momentos la Comisión Nacional de Agua, CNA, realiza los estudios de factibilidad técnica y económica para esta obra hidráulica, cuyo costo estimado es de 2 mil millones de pesos.


Sep 27, 2014
Lectura 5 min

De acuerdo al estudio de la presa, la cortina se construiría en el cauce del Río Pilón, en la boca de este afluente, en el municipio de Rayones

http://youtu.be/JTWL-8qC8Cw

Las autoridades federales analizan la construcción de una presa reguladora en el cauce del Río Pilón, para prevenir inundaciones en los municipios de la zona citrícola de Nuevo León.

El nuevo embalse, que se localizaría en el municipio de Rayones, también estaría diseñado para almacenar agua para darle un aprovechamiento agrícola. 

En estos momentos la Comisión Nacional de Agua, CNA, realiza los estudios de factibilidad técnica y económica para esta obra hidráulica, cuyo costo estimado es de 2 mil millones de pesos.

El proyecto es realizado por la subdirección general de Infraestructura Hidroagrícola, de la CNA en Nuevo León.

El plan está registrado en la cartera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y la inversión autorizada para los estudios es de 10 millones de pesos.

“La presencia del huracán ‘Alex’ puso de manifiesto el deficiente funcionamiento de los cauces de la cuenca, causando severos daños a la población y a la infraestructura vial”, se explica en la justificación del proyecto.

“La elaboración del proyecto en cuestión pretende determinar, diseñar y evaluar las obras estructurales y no estructurales factibles que permitan proteger contra inundaciones a la población de la cuenca del Río Pilón, evitar azolvamiento y el arrastre de suelo en la parte baja de la cuenca, asegurando así el buen estado de la infraestructura pluvial”.

No es la primera vez que las autoridades intentan construir una presa en el cauce del Río Pilón. En la década de los 80´s, durante el sexenio del gobernador Jorge Treviño, se autorizó la construcción de la Presa Terreros para aprovechar el agua del Río Pilón.

Sin embargo, el proyecto fue rechazado por diferentes asociaciones de agricultores de la zona citrícola de Nuevo León.

Hoy, 25 años después, en el ocaso del sexenio del mandatario Rodrigo Medina, se intenta revivir este proyecto hidráulico.

De acuerdo al estudio de la presa, la cortina se construiría en el cauce del Río Pilón, en la boca de este afluente, en el municipio de Rayones.

Un obstáculo para esta obra, es que el lugar donde se contempla construir limita con el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, que está sujeto a un decreto que restringe la construcción de este tipo de infraestructura en la zona.

La presa, según el proyecto, beneficiaría principalmente a casi 70 mil habitantes de los municipios de Rayones, General Terán y Montemorelos, y protegería 38 mil hectáreas de cultivo.

El Río Pilón presenta una problemática que incluye asentamientos irregulares que se localizan en la zona federal, ubicada en los márgenes de este afluente que nace en las montañas de la Sierra Madre.

En temporadas de lluvias, las avenidas de agua provocan fuertes inundaciones y daños en las comunidades rurales de estos municipios de la zona citrícola.

Está proyectado que la capacidad del embalse sea de 100 millones de metros cúbicos, casi tres veces más de los que tiene la presa La Boca, en el municipio de Santiago.

El plan es que la agua de la presa del Río Pilón sea aprovechada también por los citricultores de la zona de Montemorelos y General Terán durante los meses de sequía.

La presa del Río Pilón se sumaría a los otros dos embalses que existen en Nuevo León: El Cuchillo, con una capacidad de mil millones de metros cúbicos, y la Cerro Prieto, de 300 millones de metros cúbicos.

Los estudios que realiza la CNA en el Río Pilón son los topográficos, hidrológicos, de geotecnia, la evaluación costo-beneficio, además de la manifestación de impacto ambiental y el técnico justificativo para el cambio de uso de suelo.

Los resultados de estos estudios permitirían a la CNA conocer la factibilidad técnica y económica de esta obra hidráulica.

El siguiente paso será la asignación del contrato para la elaboración del proyecto ejecutivo del embalse.

La obras de construcción se espera inicien el próximo año, si el proyecto consigue recursos en el Presupuesto Federal que comenzará a discutirse el próximo mes en la Cámara de Diputados.

El proyecto fue promovido por los legisladores federales de Nuevo León, quienes hace un año solicitaron a la CNA realizar los estudios de factibilidad para construir una presa en la cuenca del Río Pilón, para evitar las inundaciones en los municipios de Montemorelos, Los Rayones y General Terán.

En los últimos años estos municipios han tenido precipitaciones en 24 horas que van desde 324 mm en Rayones, 313 mm en Montemorelos y 200 mm en General Terán.

Las autoridades estatales tienen contabilizadas 15 mil viviendas en riesgo de inundación en la cuenca del Río Pilón.

Existe el antecedente de que en el 2006 el Instituto de Ingeniería Civil de la UANL realizó el estudio “Evaluación Socioeconómica del Proyecto Presa Valle del Pilón”, a petición del Gobierno del Estado.

Hace 10 años el gobierno estatal construyó una infraestructura hidráulica así en La Huasteca, con la intención de controlar las avenidas de agua del Río Santa Catarina que provoca daños en la ciudad de Monterrey.

Comentarios