¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

TRIBUNALJALISCO

Poder Judicial: La renovación que no llega

Ángel Plascencia

Entre el Grupo Universidad y los intereses del propio presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco (STJJ) Luis Carlos Vega Pámanes, se encuentra el renovado Poder Judicial de Jalisco. 

En entrevista con Reporte Indigo, Vega Pámanes pronosticó en marzo que con presupuesto y disposición del Ejecutivo, podrían llegar a ser “el primer tribunal a nivel nacional”.

Pero a la fecha las decisiones que ha tomado no han sido muy distintas de las criticadas en la pasada administración del magistrado Celso Rodríguez González. 


Jun 17, 2013
Lectura 7 min

El Nuevo Sindicato Independiente del Poder Judicial tiene un problema que el Grupo Universidad está aprovechando para posicionarse

Según estimaciones del Consejo de la Judicatura de Jalisco, el costo de la Ciudad Judicial pudo haberse elevado hasta 900 millones de pesos

http://www.youtube.com/watch?v=vTB71kpQff8

Entre el Grupo Universidad y los intereses del propio presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco (STJJ) Luis Carlos Vega Pámanes, se encuentra el renovado Poder Judicial de Jalisco. 

En entrevista con Reporte Indigo, Vega Pámanes pronosticó en marzo que con presupuesto y disposición del Ejecutivo, podrían llegar a ser “el primer tribunal a nivel nacional”.

Pero a la fecha las decisiones que ha tomado no han sido muy distintas de las criticadas en la pasada administración del magistrado Celso Rodríguez González. 

Porque el nuevo presidente tiene intromisión dentro de los asuntos sindicales de los trabajadores del Poder Judicial y –de la misma forma en que hizo Rodríguez González- pide más recursos para terminar de acondicionar la Ciudad Judicial. 

Vega Pámanes prometió que para el mes de julio la mudanza estará terminada. 

Para terminar de acondicionar el sitio se solicitó un préstamo al Congreso de Jalisco que este aprobó a finales de mayo por la cantidad de 70 millones de pesos. 

Pero el presidente del STJJ no dijo en dónde quedaron los más de 100 millones entregados en la pasada administración para terminar la obra, y de los que no se ven los resultados en la finalización del predio. 

De hecho, el tercer piso del edificio –que se supone alojará a un nuevo órgano colegiado- sigue en obra negra, y el propio presidente reconoce que representa un peligro para los funcionarios que ahí serán reubicados. 

El drenaje –según fuentes cercanas al Poder Judicial- no funciona y se satura en temporal de lluvias, a pesar de que aun no está ocupada. 

Prohibidas visitas a Ciudad Judicial 

Reporte Indigo solicitó a la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública del gobierno de Jalisco una visita al predio, pero las áreas de prensa de la dependencia refirieron que por el momento –y por tiempo indefinido- no están permitidas las visitas. 

La Ciudad Judicial se dijo que costaría inicialmente poco más de 325.7 millones de pesos y las modificaciones en la construcción terminaron elevando su precio a 728 millones. 

De hecho según estimaciones del Consejo de la Judicatura del Estado de Jalisco, el costo se pudo haber elevado hasta casi 900 millones de pesos.

Pero ahora las voces opositoras del consejo que señalaban los excesos de Celso Rodríguez, parecen estar muy de acuerdo con las decisiones de Vega Pámanes. 

Nadie puso un pero ante el anuncio de esta mudanza, que en el 2011 y 2012, durante la gestión de Celso, fue un tema discutido, que causó controversia con consejeros como Alfonso Partida Caballero.

Porque los consejeros pedían que se hiciera un peritaje que demuestre la habitabilidad de la obra y a su vez que se garantizara la administración del inmueble por parte del Poder Judicial, no del Ejecutivo como se tiene estipulado hasta la fecha. 

En enero de este año, Partida Caballero reiteró el tema del peritaje del costo de la obra, para ver si los casi 900 millones invertidos que refiere fueron realmente gastados  en su construcción. 

Similitudes con la UMA 

La Unidad Municipal Administrativa (UMA) de Puerto Vallarta ha sido declarada inhabitable por las fallas estructurales en su construcción. 

Ya son varios los reportes de instancias estatales y municipales de que las fallas técnicas representan un riesgo para los trabajadores del Ayuntamiento. 

En el desarrollo participaron varias empresas ligadas a la construcción de proyectos de pavimentación en Guadalajara; una de ellas también realizó obras de la Ciudad Judicial de Jalisco. 

Se trata de Cinco Contemporánea, que recibió un contrato de asignación directa y uno por concurso de invitación en este desarrollo. 

A la constructora de Rodrigo Ramos Garibi se le asignaron de forma directa los “servicios de supervisión y control de calidad para la primera etapa de la Ciudad Judicial”, por 3.2 millones, así como “la segunda etapa de la supervisión y control de la calidad del edificio”, por 2.3 millones.

Las fallas técnicas de la UMA siguen costando al Ayuntamiento de Puerto Vallarta, pues se han tenido que aumentar los gastos para reparar las fallas y deficiencias. 

Otra coincidencia entre la UMA y la Ciudad Judicial es que ambas sufrieron modificaciones de costo escandalosas; pues la UMA pasó de un costo inicial de 41 a 50 millones, a uno final de 122.4 millones de pesos. 

Presidente de STJJ y UdeG meten su cuchara 

El Nuevo Sindicato Independiente del Poder Judicial tiene un problema interno que el Grupo Universidad está aprovechando para ganar terreno en el Poder Judicial. 

Y es que el secretario de Actas y Acuerdos del sindicato, Javier Peralta Ramírez, hizo todo lo necesario –sin que el secretario general del sindicato, Arturo Anaya Peña, se enterara- para designarse como nuevo dirigente.  

Lo anterior con el respaldo del consejero presidente del Consejo de la Judicatura de Jalisco y presidente del STJJ, Luis Carlos Vega Pámanes. 

Porque Peralta Ramírez –impulsado por el Grupo Universidad- usurpó funciones con el cargo de “secretario General Interino” que según los dirigentes del sindicato, dicho cargo ni siquiera existe. 

Su argumentación se centra en que celebró una reunión el 3 de abril con trabajadores del Poder Judicial (miembros del sindicato) y lo designaron como el nuevo secretario. 

El propio Vega Pámanes avaló esta acción en la reunión del Consejo de la Judicatura del Estado de Jalisco celebrada el pasado 25 de abril, donde pide que no sean entregados recursos al secretario general Arturo Anaya, pues el nuevo encargado es Peralta Ramírez. 

“El ciudadano Javier Peralta Ramírez, en su carácter de secretario general interino del Nuevo Sindicato Independiente del Poder Judicial del Estado de Jalisco y se instruye a la Dirección de Planeación, Administración y Finanzas a efecto de que, una vez analizada la petición que realiza el signatario referente a que no le sea entregado capital alguno al ciudadano Arturo Anaya Peña, por concepto de cuotas sindicales”. 

Pero con todo y que el Tribunal de Arbitraje y Escalafón de Jalisco ya emitió una resolución favorable para Arturo Anaya Peña el pasado 20 de mayo de 2013 con el Expediente Administrativo 160-E, el presidente del STJJ decidió desconocer de forma oficial a la dirigencia y admitir como nuevo encargado a Peralta Ramírez. 

Y es que el Nuevo Sindicato Independiente del Poder judicial se ha destacado desde su creación por ser una voz incómoda para la presidencia, por lo que aprovechó el impulso de Grupo Universidad del nuevo secretario, para retirar a los que por mucho tiempo insistieron en mejoras en el Poder Judicial. 

Se dice que varios de los afiliados al sindicato –entre 20 y 30- recibieron boletos para el concierto del cantante Luis Miguel a finales de febrero en el Auditorio Telmex, una de las empresas donde tiene inversiones la Universidad de Guadalajara. 

Estas dádivas serían parte de la estrategia para tener de su parte al menos a un grupo de empleados del  Nuevo Sindicato Independiente del Poder Judicial, que respaldan la usurpación del nuevo dirigente. 

Comentarios