No hay un aumento brusco o desordenado en el precio de los combustibles, aseguraron este martes Pemex y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quienes señalaron que para este año sigue vigente el esquema para amortiguar los incrementos en el sector.

“Pemex reitera que la fórmula que determina los precios de las gasolinas y el diesel al mayoreo en México contemplan mecanismos que reducen su volatilidad, por lo que no existe ningún fundamento para estimar un aumento brusco en dichos precios”, aseguro la empresa.

La Secretaría de Hacienda refrendó la postura de Pemex y señaló que el esquema de estímulos semanales al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que ha operado desde febrero de 2017, seguirá operando durante el año que recién comienza.

La postura de las dependencias se da luego que Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) aseguró que subirían los precios de las gasolinas y el diesel con la actualización de las cuotas del (IEPS).

“Cabe recordar que la AMEGAS, la cual representa menos del cinco por cineto del total de empresarios del sector, ha realizado constantemente declaraciones sobre los precios de las gasolinas, que han resultado imprecisas o hasta mal intencionadas, por lo cual llamamos a la prudencia y a evitar la desinformación en un tema tan delicado”, precisó Pemex.

Por su parte, la Secretaría de Hacienda aseguró que no se han observado incrementos desordenados en los precios al consumidor, ni a finales de noviembre de 2017 cuando se flexibilizaron los precios en todo el país, ni durante este inicio de año.