¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

CALIDADDELAIRE

Peatones peligran por emisiones contaminantes

David Martínez

Además de las muertes por atropellamiento, los peatones de la Ciudad de México enfrentan otro riesgo que resulta mortal: las emisiones contaminantes en las avenidas más transitadas causadas por los vehículos


Ago 13, 2020
Lectura 5 min
portada post

Los peatones de la Ciudad de México no solo peligran por la velocidad de los automóviles, también por las emisiones contaminantes que respiran al caminar por las avenidas con más tránsito vehicular.

Un doble peligro, pues además de que pueden ser atropellados, están expuestos a una concentración mayor de sustancias contaminantes que el resto de los habitantes de la capital, afirman especialistas en temas de calidad del aire.

Los transeúntes son los usuarios más vulnerables de la vía y los que más fallecen en accidentes. Datos disponibles en el portal electrónico del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) señalan que durante el 2019 murieron 4 mil 125 en accidentes viales en todo el país.

Mientras que en la ciudad, de acuerdo con información de la Secretaría de Movilidad (Semovi), 177 fallecieron por atropellamiento en ese mismo año.

Los expertos consultados indican que aunque no hay una cifra exacta de peatones que han fallecido por su exposición al caminar en las avenidas más transitadas por automóviles, se les puede agregar en el acumulado de muertes por enfermedades relacionadas con la calidad del aire, debido a que la mayor parte de la contaminación atmosférica es emitida por automotores.

Información del Centro Mexicano del Derecho Ambiental (CEMDA) indica que anualmente perecen 9 mil 300 personas en el país por enfermedades relacionadas con la contaminación como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), asma o padecimientos cardiorespiratorios.

Problema grave y sin medir

Adrián Fernández, director de Iniciativa Climática de México (ICM), asegura que las emisiones contaminantes en vialidades de alta afluencia de coches significan un grave problema para los peatones que las caminan, pues los automóviles y camiones les arrojan directamente sustancias nocivas sin que se puedan esparcir.

Principalmente, dice Fernández, inhalan óxidos de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles como el carbono y partículas finas PM 2.5 y 10.

Según el artículo “Partículas PM2.5, las más dañinas”, de Gaceta UNAM, éstas se asocian a un incremento de los síntomas de la alergia, el aumento de los ataques asmáticos, problemas respiratorios y cáncer de pulmón, así como un mayor riesgo de infecciones de oído en los niños.

El investigador añade que no se puede medir exactamente el impacto de los gases tóxicos en los peatones de las vialidades con mayor congestión vehicular, porque los monitores de contaminación atmosférica de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) se encuentran en las azoteas de los edificios.

Sin embargo, sí se puede tener una idea de su magnitud al considerar que la capital del país es una de las ciudades con más tránsito vehicular; de acuerdo con datos de las autoridades ambientales locales, los automóviles son responsables del 53 por ciento del total de contaminantes en el aire.

Según el Índice de Tráfico Tom Tom, que mide la congestión vehicular de 416 ciudades en 57 países del mundo, hasta 2019 la Ciudad de México se mantiene como la décimo tercera metrópoli con más tránsito de automotores.

En la capital del país, las avenidas que pueden representar un riesgo mayor por la contaminación de los automóviles para los peatones son Insurgentes y Tlalpan, afirma Fernández.

“Se hacen corredores o cañones de contaminación, en donde edificios altos impiden que se dispersen los contaminantes que afectan más a los peatones y ciclistas”, dice.

Además de Tlalpan e Insurgentes, el Índice de Tráfico Tom Tom señala que entre las avenidas con gran congestión —y que según Fernández representan un riesgo por la emisión de contaminantes de los coches— está el Eje 3 Francisco del Paso y Troncoso, Viaducto Miguel Alemán, Calzada Ignacio Zaragoza, Avenida Tláhuac y Eje Vial 1 Poniente.

Estudio de emisiones contaminantes personales y más calles peatonales

Una forma de medir el impacto de la contaminación vehicular en los peatones es que las autoridades hagan un estudio específico.

“El gobierno debe hacer una evaluación de exposición personal de contaminantes, porque es un problema bastante grave, lógico, que aún no está bien medido”, menciona Adrián Fernández.

Ezequiel Palacios, director de Proyectos de México Previene, afirma que tanto la contaminación como la velocidad y las carencias de seguridad vial son un riesgos importantes con diferentes repercusiones, ya que los accidentes matan al instante, mientras que la polución en el mediano y largo plazo.

No obstante, las medidas que se deben tomar para ambos casos son similares, dice.

“Creo que tanto para incidentes como para emisiones, la solución está en ensanchar banquetas, hacer más calles peatonales y quitar puentes que no sirven porque solo buscan no interrumpir el paso de coches”, declara.

Estas acciones reducirán el impacto de los automóviles tanto en velocidad como en gases contaminantes en beneficio de los usuarios más vulnerables de la vía, argumenta.

También puedes leer: Mejora calidad del aire, prevalece contaminación


Notas relacionadas

Oct 6, 2020
Lectura 6 min

CALIDADDELAIRE

El reto de reducir el ozono en la capital

David Martínez


Oct 6, 2020 Lectura 6 min

Abr 15, 2020
Lectura 5 min

Dic 26, 2019
Lectura 2 min

Dic 25, 2019
Lectura 2 min

Comentarios