Los seis casos de COVID-19 detectados en estudiantes de primaria y secundaria en la Ciudad de México ha influido en el ánimo de alumnos y estudiantes, por lo que el llamado realizado por la autoridad educativa al regreso a clases presenciales no resultó como se esperaba. Lo anterior, debido a que aún no hay condiciones para ello, señaló la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF).

Por ello, agregó, es que ha sido muy bajo el porcentaje de alumnos que físicamente han asistido a clases a las escuelas.

Representantes de la UNPF, en conferencia de prensa, señalaron que pese a que es voluntario, muchos de los padres de familia tienen temor de que sus hijos al regresar a la escuela se expongan a un mayor riesgo de contagios.

Indicaron que tan solo en el Estado de México, en el regreso a clases presenciales participaron 6 mil escuelas, que representan poco más del 25 por ciento de las 23 mil 200 escuelas que existen en la entidad, y asistieron 250 mil alumnos, que representaría poco más del 5 por ciento de la población estudiantil de 4.5 millones de alumnos, desde el nivel básico hasta el nivel Superior y Normal.

“Podemos mencionar que las escuelas que no reabrieron sus aulas es porque no cuentan aún con las condiciones idóneas para recibir a los estudiantes, o bien, que por acuerdo entre las autoridades educativas y los padres de familia, decidieron concluir este ciclo escolar de manera virtual o a distancia”, indicó.

La Unión Nacional de Padres de Familia recordó que la encuesta que realizó previo al regreso presencial en los planteles educativos mostró que la mayoría de ellos estaban en contra.

Subrayó que en el Estado de México a partir del 14 de junio de este año, la UNPF observó una baja asistencia de alumnos, por lo que es necesario considerar que, mientras no avance la estrategia de vacunación en el país, habrá riesgos de contagio.

La UNPF dijo que es importante que la autoridad considere este aspecto para prevenir un cambio de semáforo e incremento de contagios como ya ocurrió en otros estados.

Revisan medidas sanitarias en escuelas particulares

La secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, se reunió con representantes de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares (CNEP), para conocer sus inquietudes y revisar las acciones y recomendaciones en el regreso a las actividades escolares presenciales.

Durante el encuentro, que se llevó a cabo en el salón Simón Bolívar del edificio sede de la SEP, la titular del sector educativo del país hizo un llamado a la Confederación Nacional de Escuelas Particulares, que aglutina tres mil 500 planteles, para que, a partir del regreso paulatino a las actividades presenciales, fortalezcan los aprendizajes esenciales y enriquezcan el componente socioemocional de los planes y programas de estudio.

En este sentido, pidió a las instituciones educativas particulares de todos los niveles, a cambiar la percepción errónea que los aleja de la autoridad educativa y limita su vínculo con la dependencia federal a cuestiones administrativas.

Finalmente, destacaron la instalación de una mesa de trabajo para intercambiar puntos de vista y generar sinergias; entregaron un informe detallado en el que expusieron sus necesidades, sobre todo, en materia de capacitación y fortalecimiento de las plantillas docentes.

También puedes leer: Divide a padres de familia regreso a clases presenciales; cerca del 50% no quiere