En el municipio de San Juan Chamula, Chiapas, un presunto feminicida fue obligado a desenterrar a una mujer indígena de 38 años quien habría sido su víctima después de asesinarla y enterrarla en la zona.

Fueron los vecinos del municipio quienes obligaron a Pedro “N” a desenterrar a Pascuala Díaz Díaz, quien desapareció la mañana del jueves 16 de mayo cuando se le vio por última vez en el paraje de Muquem.

Fue la hermana de Pascuala quien denunció la desaparición ante la  Fiscalía General del Estado (FGE), misma que emitió una ficha de búsqueda para dar con su paradero.

Pese a una semana de intensas búsquedas en la zona de San Juan Chamula, los miembros de la FGE y sus familiares no hallaron ningún rastro de Pascuala.

Pero, fue este pasado jueves cuando en un cerro cerca de su hogar fue encontrado lo que al parecer eran ropa de vestir y un machete ensangrentado, por lo que la sospecha se inclinó hacia la pareja de Pascuala, Pedro “N”.

El hombre habría asesinado a su pareja Pascuala Díaz, una mujer indígena tzotzil, en un arranque de celos.

También lee: Fanny, la policía encubierta que atrapó al feminicida de Tlalpan en un taxi (VIDEO)

En el video que circula en redes sociales, se puede ver a los enfurecidos habitantes, quienes interrogaron al presunto feminicida en su lengua natal y a quien tienen colgado de las manos con una soga amarilla, mientras lo graban con un teléfono celular y un micrófono.

Mientras el presunto feminicida permanece colgado, es rodeado por los hombres del pueblo y tras algunas palabras del sujeto, los pobladores lo increpan y explican a través del micrófono lo que sucede.

Pedro confiesa

Presionado por los vecinos de su comunidad, el sujeto habría confesado en un interrogatorio informal, el asesinato de Pascuala Díaz y cómo tras cometer el crimen, la había enterrado, ante lo cual, la población lo llevó a la zona de la montaña donde el sujeto indicó haber sepultado los restos de Pascuala para que lo desenterrara.

Y una vez con el cuerpo de Pascuala, el feminicida fue obligado a cargarlo y llevarlo hasta un vehículo para ser trasladado junto con él a las autoridades correspondientes para responder por este feminicidio.

Sin embargo, ante el hallazgo del cuerpo de Pascuala, la comunidad intentó lincharlo por su crimen, así que, como en otros casos en Chiapas, le hicieron un juicio público y luego fue entregado a las autoridades.