Estamos (con diputados) en la etapa de diagnóstico, no hemos entrado en el detalle de las propuestas (...) el ejercicio se enfocó más en qué podemos hacer en términos de ajustes (...) encontramos opciones interesantes” 

Carlos Garza

Finanzas y Tesorería
del Estado de Nuevo León

Además de cobrar la verificación vehicular y mantener la tenencia, el Gobierno del Estado busca en 2017 ampliar la recaudación estatal con un nuevo impuesto a los casinos.

 

El plan para gravar los centros de apuestas es impulsado por la administración de Jaime Rodríguez, a pesar de que el giro de los casinos en el estado está prohibido desde el 2012, a raíz de la tragedia del Royale.

 

Actualmente los centros de apuestas que operan en Nuevo León pagan el 6 por ciento de gravamen que marca la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

 

Pero ahora se pretende que los casinos paguen un 15 por ciento de las utilidades, según un anteproyecto del presupuesto de egresos al que tuvo acceso Reporte Indigo.

 

El nuevo impuesto estatal a los casinos se habría negociado ayer entre los diputados del Congreso local con el secretario de Finanzas y Tesorería del Estado, Carlos Garza, y Fernando Elizondo, coordinador ejecutivo del Estado, durante la reunión para analizar el Presupuesto de Egresos 2017.

 

El secretario de Finanzas y Tesorería del Estado, Carlos Garza, reveló que se está analizando varias opciones de recaudación de recursos, pero aún están en la etapa de diagnóstico.

 

La intención, según el tesorero, es abatir del déficit del Gobierno estatal.

 

“Estamos en la etapa de diagnóstico, no hemos entrado en el detalle de las propuestas, y obviamente el ejercicio se enfocó más en qué podemos hacer en términos de algunos ajustes, hoy (ayer) encontramos unas opciones interesantes.

 

“Por ejemplo, los legisladores nos habían pedido un esfuerzo de qué podíamos tener como ingreso adicional en términos de patrimonio, y en el lado de gasto estamos viendo un ajuste, y se siguen analizando posibilidades”, dijo Garza.

 

El tesorero agregó que aún no tiene escenarios con o sin verificación vehicular, y con o sin reducir el 50 por ciento en la tenencia.

 

Cabe recordar que hoy en día se tiene un descuento del 20 por ciento, que en conjunto con las dos rebajas sería próximamente un 70 por ciento en total para los ciudadanos.

 

“Todavía no hemos llegado a ese análisis, estamos viendo simple y sencillamente cómo estamos parados desde el punto de vista de cómo cerrar el déficit”, informó Carlos Garza. 

 

Por su parte, Fernando Elizondo, coordinador ejecutivo del Estado, dejó ayer otra vez abierta la posibilidad de la captación de más recursos en el presupuesto estatal a través de nuevos cobros.

 

“No hay propuestas, lo que hay está en las leyes, la posibilidad que está en las leyes han sido revisada con los diputados, ir viendo todas esas posibilidades, no como propuestas, sino como un herramental que está en el marco normativo”, adelantó Elizondo.

 

Espera propuesta con tenencia

 

La bancada del PRI en el Congreso local prevé que en el paquete económico del Presupuesto de Egresos 2017 que presentará el Gobierno estatal se eliminará el descuento del 50 por ciento en el cobro de la tenencia.

 

Su coordinador, el diputado Marco González, dijo que por lo que se ha visto hasta el momento, todo apunta a que el Gobierno eche atrás la cancelación de manera gradual del cobro de la tenencia.  

 

“Consideramos ante la situación del Estado, que podría el Estado hacer esa propuesta y nosotros la analizamos en nuestro partido qué es lo que más conviene.

 

“Entonces revivir este tema sería muy lamentable, pero hay que esperar que el Gobierno del Estado haga la propuesta final”, consideró el legislador.

 

Además, dijo el diputado, que el Gobierno asegura  que ocuparía más recursos ante el efecto Trump, por la deuda en dólares que tiene el Estado, pues la paridad cambiaria y tasas de interés afectarán las finanzas.   

 

“Lo que estoy viendo es que ellos están considerando el efecto Trump, que costaría, hasta ahorita, 400 millones de pesos, estamos viendo una alternativa de dónde menos golpear al ciudadano, todavía no vemos eso, espero que ya presenten las fuentes de ingresos”, explicó el legislador.

 

Agregó que muy probablemente en el Presupuesto de Egresos 2017 se esté considerando como nueva fuente de ingreso la verificación vehicular.

 

“(Ellos plantean) en verificación vehicular puede ser en vehículos de carga y transporte, pero nosotros no queremos que sea para el ciudadano, y ahí no vamos a apoyar”, concluyó el diputado.

 

Sin alternativa novedosa 

 

El coordinador de la bancada del PAN, Arturo Salinas, calificó como catarsis las reuniones que han sostenido con el Gobierno del Estado en el análisis del Presupuesto de Egresos 2017.

 

“Es como los chistes, como primer acto, segundo acto y tercer acto. El primero fue catarsis, el segundo catarsis y el tercero fueron escenarios negativos, y yo espero que el cuarto se presente el presupuesto.

 

“No han presentado nada novedoso en materia de recorte de gasto, materia de inversión y hay cosas que no se consideran. Finalmente ellos deben buscar cómo cubrir un déficit y no han presentado una alternativa novedosa”, dijo el diputado.

 

Añadió que el Gobierno del Estado no ha puesto sobre la mesa ningún presupuesto para 2017, por lo que espera que en la reunión de esta mañana se concrete.

 

“Están dando la idea que se está trabajando en un presupuesto en conjunto con los diputados y ciudadanos, pero en realidad no hay un presupuesto, solamente estamos esperando que lo presente”, aseguró el legislador panista.

 

El paquete económico en el 2016 del Gobierno de Nuevo León, en el que se incluye el Presupuesto de Egresos, fue por 77 mil millones de pesos, ahora se estima que podría solicitar más de 89 mil millones de pesos.