Este miércoles, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justiciade la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar insistió que ninguno de los apartados analizados por el Pleno sobre la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) reunió los 8 votos necesarios para declarar inconstitucionalidad.

De hecho, Zaldívar indicó que la metadología de análisis y votación de la acción de inconstitucionalidad fue la que normalmente se realiza en Pleno previo acuerdo entre los integrantes del mismo.

En el caso de la LIE, explicó, que el Pleno acordó votar por apartados el caso donde ninguno obtuvo 8 votos para declarar inconstitucionalidad de la reforma que otorga preponderancia a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el sector.

Por el contrario, Zaldívar acusó a “ciertos grupos, sector de la comentocracia o de la academia, de querer apropiarse del sentido único de la Constitución”, y de buscar suplir con insultos, “lo que no tienen en votos”, por lo que los llamó a debatir con argumentos.

Se trata, dijo, de grupos que buscan denostarlo y desprestigiarlo con mentiras de que contó mal los votos durante la revisión de la acción de inconstitucionalidad 64/2021 en contra de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), por lo que reclamó: “ahora resulta que soy alquimista, yo fui responsable, yo no manipulé los votos”.

“Estamos llegando a un momento donde cierto grupo, cierto sector de la comentocracia, de la academia, de ciertos grupos, pretenden apropiarse del sentido único de la Constitución. La Constitución es lo que ellos dicen, y parte del supuesto, obviamente, por interés político, que todo lo que hace el gobierno y, el partido en el poder, es inconstitucional”, comentó.

Puedes leer: Arturo Zaldívar condena violencia en Querétaro: “Mis condolencias y un abrazo para las familias”

Esto es, “cualquiera que vote porque esa ley o ese acto es constitucional, en ese momento deja de ser independiente y merece todos los calificativos habidos y por haber. Y si son insultos, les da más gusto porque parece que quieren suplir con insultos lo que no tienen en votos. Me parece que esa es la impresión que dejan”, expresó.

Zaldívar Lelo de Larrea llamó a argumentar. “Los insultos no construyen democracia; las razones y los argumentos, sí. Todos tienen derecho a decir lo que quieran y yo, como servidor público, tengo la obligación de soportar, de tolerar todo lo que digan de mí”.