Un hospital de Estados Unidos negó un trasplante de corazón a un candidato, después de que se descubriera que el sujeto no había recibido ninguna dosis de la vacuna contra COVID-19. 

El padre de DJ Ferguson, de 31 años de edad, informó que el Brigham and Women’s Hospital de Boston eliminó a su hijo de su lista de espera después de saber que no estaba inmunizado. 

David explica que su hijo, quien necesita urgentemente un corazón nuevo, está en contra de la vacuna. 

“Va en contra de sus principios básicos, no cree en eso”, aseguró David. 

Al respecto, el Brigham and Women’s Hospital solo señaló que había negado el trasplante de corazón a DJ Ferguson, en cumplimiento de sus políticas al respecto.

Te sugerimos: ¿Cuánto tiempo debe pasar para vacunarte si te dio COVID? Experto de la UNAM responde

La institución de salud aclaró que los órganos los reciben aquellas personas con la mayor probabilidad de supervivencia. 

“Dada la escasez de órganos disponibles, hacemos todo lo posible para garantizar que un paciente que recibe un órgano trasplantado tenga la mayor probabilidad de supervivencia”.

Un portavoz del hospital mencionó que el paciente requiere la vacuna debido a que debe crear el mejor entorno para una operación exitosa, 

“(Requerimos) la vacuna contra la COVID-19 y (ciertos) comportamientos de estilo de vida de los candidatos a trasplante para crear tanto el mejor entorno para una operación exitosa, como para optimizar la supervivencia del paciente después del trasplante, dado que su sistema inmunológico está drásticamente suprimido”, explicó. 

Aunque el comunicado del hospital sugiere que hay otros elementos que hacen a Ferguson inelegible para el trasplante, no dieron más detalles de su salud por cuestiones de confidencialidad. 

El paciente se encuentra en el hospital desde el pasado 26 de noviembre, pues sufre un problema cardíaco hereditario que hace que sus pulmones se llenen de sangre y líquido.

Según el centro hospitalario, la mayoría de las 100 mil  personas en listas de espera para trasplantes de órganos no recibirán uno en un plazo de cinco años debido a la escasez de órganos disponibles.