Con la  conformación que tendrá la Cámara de Diputados a partir del 1 de septiembre que inicia la nueva legislatura —en la que ningún partido político ostentará la mayoría— Morena necesariamente tendrá que negociar con la oposición, pues ni con el voto de sus aliados del PT y del PVEM, podrá sacar las reformas constitucionales que le interesan al Ejecutivo federal.

Además, el partido guinda, que actualmente cuenta con 253 curules y, según las previsiones, llegaría a 203 diputados, perdería la mayoría absoluta y la posibilidad de presidir durante los tres años de la legislatura la Junta de Coordinación Política, por lo que ya no podrá imponer la agenda legislativa.

Ante el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de que enviará al Congreso de la Unión tres reformas a la Carta Magna, los diputados del PAN y del PRI, Jorge Arturo Espadas y Cynthia López Castro, quienes lograron reelegirse en el cargo por tres años más, confían en que el partido en el gobierno negocie y no acapare como lo hizo en esta legislatura que está por concluir.

El diputado Espadas dijo que si bien se tendrá que analizar primero el contenido de cada una de las propuestas, lo que debe entender Morena, es que tendrá dos opciones: construir acuerdos o tratar de avasallar mediante la compra de diputados como ya lo hizo.

Además destacó que al cambiar por completo la conformación de la Cámara de Diputados, la oposición contará, ahora sí, con los votos suficientes para interponer controversias constitucionales.

“Tenemos una composición distinta que nos permite de manera más sencilla y no tan compleja como lo era, el poder construir escenarios de controversia y de juicios de orden constitucional para detener las reformas que quieren avalar Morena y sus aliados, hay que ver si el Verde seguirá siendo un incondicional del guinda o si bien ya empieza a responder a los intereses de México y no a los económicos de su líder”.

Sobre la propuesta de que la Guardia Nacional pase a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional, Jorge Arturo Espadas, de entrada, dice que no están a favor de que se siga militarizando la seguridad pública en el país.

La priista Cynthia López Castro, por su parte, comenta que Morena debe entender que la conformación en el recinto de San Lázaro es totalmente distinta.

“Ahora sí les va a tocar aprender a ser minoría en la Cámara, porque no tienen ni mayoría simple ni mayoría calificada.

“Y aunque el presidente salga a decir que va a buscar comprar diputados para hacer su bloque no lo va a lograr, por parte del PRI, PAN y PRD todos estamos en unidad, ya lo han dicho los tres dirigentes. Somos un bloque opositor y si Movimiento Ciudadano se suma, tendríamos los votos para frenar estas reformas que, sin duda, son perjudiciales para México, como lo fueron las más de 20 que hicieron en esta legislatura, pero que a nosotros no nos alcanzaron los votos para detener.

Además, asegura que se siente confiada ya que el panorama los favorecerá.

“Yo creo que el escenario pinta mucho más favorecedor para la oposición porque tendremos los votos suficientes para frenar reformas, porque nuestros grupos parlamentarios crecen casi al doble”.

También puedes leer:

¿De qué tratan las reformas constitucionales anunciadas por AMLO?

Morena tiene que definir rango de maniobra para reformas