Al no tratarse de una reforma constitucional, bastó con la mayoría de Morena y sus aliados para aprobar en lo general por 87 votos a favor, 20 en contra y 16 abstenciones, la iniciativa de reforma a la Ley Minera propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y avalada por la Cámara de Diputados, cuya finalidad es establecer que el litio es patrimonio de la nación y que su exploración, explotación y aprovechamiento quedan exclusivamente a cargo del Estado.

En una segunda sesión ordinaria el mismo día, los senadores Ana Lilia Rivera (Morena) y Miguel Ángel Lucero (PT) al presentar la iniciativa puntualizaron que la minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Minera, garantiza la soberanía energética de la nación sobre el litio y demás minerales que resulten estratégicos y necesarios para la transición energética, la innovación tecnológica y el desarrollo nacional.

Para ello, indicó Ana Lilia Rivera, entre otros puntos se establece la creación de un organismo público descentralizado que determine el Ejecutivo federal, destinado a la exploración explotación y aprovechamiento de dicho mineral.

Sobre este punto, el panista Damián Zepeda cuestionó que, para crear ese organismo, se requieren recursos económicos, dinero que el Gobierno no tiene, además de que la Secretaría de Economía aseguró que, en estos momentos, en el país no se explota ningún yacimiento de litio.

“Nosotros lo que planteamos es usar el litio para beneficiar a los mexicanos y si el gobierno lo puede hacer, adelante; si necesita ayuda privada, adelante, pero a cambio de una retribución justa”, subrayó el panista.

Juan Manuel Fócil, del PRD, dijo que no espera que el organismo que se plantea crear se llame “litiomex” y solo genere mayor burocracia como ocurrió en el pasado al defender el uranio que, hasta la fecha no genera el beneficio planteado.

Al respecto, el coordinador de la bancada del PRD, Miguel Ángel Mancera Espinosa, advirtió que la aprobación de la Ley Minera terminará con una lluvia de amparos ante las instancias correspondientes y, al final, la Suprema Corte de Justicia de la Nación tendrá que resolver.

Sobre la creación del nuevo organismo descentralizado, Mancera Espinosa opinó que será difícil que se concrete ante la falta de dinero, por lo que se creará por decreto, de ahí que “está iniciativa no abona nada”.

José Erandi Bermúdez, del PAN, reprochó que Morena aplauda que se “nacionaliza” el litio, cuando en realidad ese mineral ya es de todos los mexicanos, pues así lo establece el artículo 27 constitucional desde 1927, argumento que avaló Gustavo Madero, del Grupo Plural al detallar que la iniciativa no dice “nacionalizar”, pero sí la campaña de Morena y refirió que su voto en contra fue porque “no quiero ser como un perrito que baila al son del Presidente”.

Alejandro Armenta, de Morena, aclaró que nadie habla de “nacionalizar” el litio, sino declarar de utilidad pública su exploración y exploración y aseguró que “no estoy loco, pero hoy México puede pagar la deuda externa y salir adelante y ser una potencia como la que nos merecemos todas y todos los mexicanos” y puntualizó que el litio no tiene partido político.

Explicó que se estima, en valor actual, que la explotación del litio podría representar 4.5 veces el valor de la deuda externa de nuestro país que es de 11 billones de pesos; por lo tanto, “podríamos pagar cualquier deuda en un plazo que en materia financiera se establezca en el Senado”.

Advirtió que, “si no se aprueba la Ley Minera, en lugar de tener la posibilidad de pagar la deuda externa, en 10 años veremos a nuestros hijos a los ojos y contaremos la historia de que México poseía los yacimientos más grandes de litio.

Sin embargo, el líder minero y senador Napoleón Gómez Urrutia insistió que la “nacionalización” del litio permitirá que el Estado pueda facilitar la distribución justa y equitativa de las riquezas provenientes del suelo mexicano y de los recursos naturales no renovables, lo que llevará una mejora general en la calidad de vida.

Los legisladores de Morena aseguraron que hay una fuerza conservadora que no quiere, que no entiende que este país ha decidido avanzar a la recuperación de su riqueza nacional para el provecho de las y los mexicanos.

Lee también: “Estoy muy contento con lo del litio”, AMLO celebra reforma a la Ley Minera en San Lázaro

La morenista Lucía Trasviña rompió el protocolo legislativo y, tras hablar de las bondades del litio, regañó a la oposición calificándola de sátrapas, ladrones y, para cerrar su participación alzó la voz para decir: “Ya basta de denostar a nuestro Presidente. ¡Que Viva México cabrones!”.

De acuerdo con el centro Estadístico Geológico de Estados Unidos, México se ubica en el décimo lugar de entre 23 países con reservas por certificar de litio, con lo que posee casi 2% de este material en exploración.

Los depósitos investigados hasta el momento están ubicados en Teocaltiche y Jalostotitlán, al este de Jalisco en los límites con Guanajuato; en Bacandehuachi, Aguaprieta y Nogales, Sonora, y en Piaxtla, Puebla. Todos los proyectos están en fases exploratorias.

La mina de Sonora es la más avanzada en cuanto a entrar a una fase de explotación. De acuerdo con estudios de diferentes pozos perforados, una calidad de alrededor de 0.348% de litio, que es casi el doble del contenido que se ha encontrado en promedio en Chile.