Al cumplir con la función de brindar atención médica especializada a pacientes que presentan síntomas de sospecha de COVID-19, los Módulos de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS) son un pilar en la respuesta del Instituto a la emergencia sanitaria, afirma el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Lo anterior, al destacar que estos centros también ayudan a determinar si los pacientes pueden seguir su padecimiento en casa o requieren ser hospitalizados.

Alejandro Alarcón López, coordinador de Programas Médicos en la División de Medicina Familiar del IMSS, hizo un llamado a los derechohabientes para que acudan a los Módulos en caso de presentar los siguientes síntomas: tos, fiebre, cefalea o dificultad para respirar.

Mencionó que los grupos vulnerables como las personas mayores de 60 años que no se han vacunado, las personas que padecen diabetes, hipertensión arterial, cáncer o inmunocomprometidos, tienen atención prioritaria, que incluye la realización de una prueba rápida.

Alarcón López indicó que los pacientes que asistan a los MARSS, deben ir solos, o con un acompañante en caso de ser menor de edad, embarazada o de contar con alguna discapacidad, y les pidió siempre usar de manera correcta el cubrebocas, mantener la sana distancia y atender las indicaciones del personal de salud.

Asimismo, recordó que los trabajadores que tienen síntomas leves y que solo requieren incapacidad, pueden obtener el Permiso COVID-19 a través de la aplicación o sitio web oficial del Instituto.

El doctor Alarcón López pidió a las y los derechohabientes que cuando lleguen a las Unidades de Medicina Familiar (UMF) u hospitales, “sean empáticos y nos ayuden para hacer la atención más ágil, al seguir todas las medidas e indicaciones que brinda el personal de salud”.

Agregó que no es necesario que acudan aquellas personas que tuvieron contacto con otra que dio positivo a COVID-19 y no han manifestado síntomas; ante cualquier duda está a disposición el número 800 2222 668 de Orientación Médica Telefónica.