El tema de los migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos y quienes han sido repatriados al país, ocupa un lugar marginal en la agenda de los candidatos presidenciales.

Sus planes y plataformas de gobierno solo contienen propuestas generales que, a decir de involucrados en el tema, no abonan los suficiente para solucionar la crisis que viven los migrantes mexicanos en la era de Donald Trump.

Pocas veces aparece la palabra “migrantes” en sus propuestas de gobierno.

En el caso del Programa de Gobierno de la coalición Todos por México (PRI, PVEM y Nueva Alianza), la palabra “migrantes” aparece tres veces. En el de Por México al Frente (PAN, PRD y MC), 8 veces; en el de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT, PES), no aparece una sola vez.


Esta falta de interés se da a pesar de que son más 30 millones de mexicanos los que viven en Estados Unidos y envían a México miles de millones de dólares en remesas —en 2017 mandaron 28 mil 771 millones de dólares

Poco interés

Eunice Rendón, coordinadora de la Agenda Migrante, sostiene que ninguno de los candidatos se ha acercado a las comunidades de migrantes en México y solo algunos han acudido con quienes viven en Estados Unidos para hablar de sus propuestas.

“Es un llamado a los candidatos presidenciales que han dicho muy poco del tema; y que realmente hablan de los migrantes, pero no hay nada más allá de eso. El único que ha tratado el problema un poco más serio es Armando Ríos Piter

“Pero los tres candidatos más fuertes poco han dicho; sí han hecho visitas, todos han hecho algo que dice ‘Migrantes’, otro sale hablando en inglés y en francés, pero la verdad es que no hay una propuesta seria”, sostuvo Albarrán en entrevista.

Las propuestas de los candidatos presidenciales tendrían que ir en dos vías, a decir de la experta.

En primer lugar, una serie de políticas para empoderar a la comunidad mexicana que vive en Estados Unidos ante una administración tan agresiva contra ellos como es la de Donald Trump.

Y en segundo lugar, cómo se va a atender de forma integral a quienes llegan de regreso a Mxico, deportados o por decisión propia y cómo el país puede aprovechar las capacidades y talentos que tienen los recién llegados.

“Me parece que todo se define en una palabra, que le falta a los políticos, a los candidatos y a todo mundo: la empatía.

“Verdaderamente tú tienes que entender quién está llegando. Dice la gente del INAMI (Instituto Nacional de Migración): ‘Es que como que no les gusta leer, les damos una trípticos y como que los dejan ahí y ni los ven’. Bueno, es que ellos tienen que entender que si tú vienes amarrado en un avión, dejaste a tu familia, a tu patrimonio, lo último que tú quieres leer es un tríptico”, comenta Rendón.

La indiferencia afecta no solo a los candidatos presidenciales, sino al gobierno en funciones, que ha hecho poco para ayudar a los migrantes, señala la activista de Agenda Migrante.

“Cuando uno habla con los migrantes, lo primero que piensan es en que quieren regresar, en si podrán conseguir una visa, y hacen todo tipo de preguntas. Y es que tú te tienes que poner en sus zapatos y entonces mejor pones un psicólogo, hasta con gente de las universidades que haga ahí su servicio social, u otras cosas.

“Creo que sí hay manera de ver los cómos, hacer estas cosas que sí son importantes y que los modelos actuales de atención no consideran, como es la parte emocional que es la primera que debe atenderse”, sentencia Rendón.

La falta de apoyos es algo que las organizaciones que protegen a la comunidad migrante en México viven todos los días.

Esta falta de interés se da a pesar de que los migrantes envían a México miles de millones de dólares en remesas. En 2017 mandaron alrededor de 517 mil 800 millones de pesos

Israel Concha, fundador y director de la organización New Comienzos —que apoya a migrantes en retorno a México—, señala que sus actividades son financiadas con aportaciones voluntarias que son escasas, y no con apoyos del gobierno federal o capitalino.

“Nuestros compatriotas en este momento necesitan mucho apoyo, que nuestro gobierno los apoye tanto en Estados Unidos como en México. Es una crisis humanitaria.

“Y por eso nosotros estamos creando nuestras oportunidades, porque no podemos esperar hasta que alguna entidad de gobierno nos quiera apoyar”, dice Concha en entrevista.

Aunque prefiere no involucrarse en temas políticos, Israel Concha sabe la importancia de este proceso electoral, así que tiene un llamado para la comunidad binacional en ambos países.

“Hemos escuchado algunas promesas, pero a nosotros como asociación civil no nos importa los de los partidos, lo que esté pasando; pero sí ser ese guardián que asegura que las entidades de gobierno, los gobernantes, realmente hagan su trabajo.

“Veremos cómo termina esta contienda electoral. Lo que sí le decimos a nuestra comunidad tanto aquí como en Estados Unidos: que usen su voz, que voten en las elecciones, es muy importante”, insistió el activista.

Reporte Índigo documentó que en la CDMX se ha conformado una nueva comunidad integrada por dreamers y repatriados mexicanos llamada “Little LA”.

Nada concreto

Más allá de los discursos, las plataformas de los candidatos presidenciales hablan sobre el poco interés que el tema de los migrantes mexicanos tiene en sus planes de gobierno.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, realizó varias giras a los Estados Unidos el año pasado, para encontrarse con comunidades de mexicanos que viven en ese país.

Ahí, les prometió que los defendería de los abusos de la administración de Trump y, para ello, reuniría a un gran número de abogados.

También prometió que haría un esfuerzo de comunicación entre las comunidades mexicanas en el país del norte para editar un periódico que hablara de temas de su interés y para su defensa.

Sin embargo, ninguna de esas promesas está en su Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024, documento que contiene su plataforma electoral y su programa de gobierno.

En ese documento, que se supone regirá sus acciones de gobierno, no aparece una sola referencia a los migrantes mexicanos.

En el caso de José Antonio Meade Kuribreña, candidato de la coalición Todos por México, la palabra migrante se menciona tres veces en su Plataforma Electoral y Programa de Gobierno.

Meade propone ejes generales de acción para apoyar a la comunidad migrante en el exterior. Una de sus propuestas es defender a los migrantes dentro y fuera de las fronteras del país.

“En el caso de la comunidad mexicana en el exterior, en particular en las grandes concentraciones de mexicanos en Estados Unidos, debemos continuar reforzando los instrumentos de protección jurídica para asegurar el respeto a sus derechos humanos y los de sus familias.

“Asimismo, tenemos que promover condiciones para la regularización de su situación migratoria a nivel individual, la organización comunitaria para la defensa local de sus intereses y su acercamiento a programas sociales”, sostiene el documento.

Ricardo Anaya Cortés, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente es quien tiene más referencias a la comunidad migrante en su Programa de Gobierno. La palabra “migrante” tiene ocho menciones en el documento.

Sin embargo, sus planes también son generales y se reducen a un par de propuestas en las que no especifica estrategias claras para atacar los problemas que aquejan a la comunidad binacional.

“Fortalecer la defensa de los derechos humanos y laborales de las personas migrantes mexicanos en Estados Unidos y el resto del mundo.

“Evaluar y diseñar nuevos programas de apoyo a las personas migrantes mexicanos para identificar áreas no cubiertas, priorizando el apoyo legal”, expone el documento.

Los candidatos presidenciales se refieren marginalmente a la comunidad migrante en Estados Unidos a pesar de que son millones de connacionales quienes viven en ese país.