¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

MERCADOCORONA

Mercados: Bombas de tiempo

Jonathan Ávila

Han pasado más de 40 días desde que un incendio colapsó el techo del Mercado Corona y provocó su total demolición.

En los alrededores del que fuera el sitio de comercio, aún se detienen los pasantes a observar con desolación los escombros del emblemático mercado. 

 Este hecho marcó los días siguientes, tanto para el Ayuntamiento de Guadalajara como para las demás administraciones de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), así como para las autoridades del Gobierno del Estado y del Congreso de Jalisco.


Jun 18, 2014
Lectura 12 min

En Guadalajara, Protección Civil indica que de los 84 mercados que tienen registro, más de la mitad incumplen con al menos una de las Normas Oficiales Mexicanas

En Zapopan, de los 15 mercados identificados por Protección Civil y Bomberos, todos presentan inconsistencias respecto a las instalaciones

"Es urgente un dictamen estructural a todo el mercado, por los daños visibles (…) para que sea seguro a los usuarios y locatarios. Y evitar una contingencia con lamentables hechos”

- Informe sobre Mercado

Agustín de la Rosa

https://www.youtube.com/watch?v=tQkmySyA0aI

Han pasado más de 40 días desde que un incendio colapsó el techo del Mercado Corona y provocó su total demolición.

En los alrededores del que fuera el sitio de comercio, aún se detienen los pasantes a observar con desolación los escombros del emblemático mercado. 

 Este hecho marcó los días siguientes, tanto para el Ayuntamiento de Guadalajara como para las demás administraciones de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), así como para las autoridades del Gobierno del Estado y del Congreso de Jalisco.

El incendio provocó que las distintas administraciones miraran hacia los mercados y se comprometieran con su mejoramiento.

Sin embargo, al pasar de los días este tema se ha ido difuminando con la reubicación de los comerciantes del Mercado Corona. Pero en realidad, el tema de la desatención de los mercados no ha quedado resuelto. 

Según registros de Protección Civil de cinco municipios de la ZMG, obtenidos por Reporte Indigo vía Transparencia, se puede afirmar que la gran mayoría de los mercados se encuentran en malas condiciones y deberían entrar bajo un programa de mantenimiento y remozamiento, según se estipula en los informes. 

Tan solo en el municipio de Guadalajara, los registros de la Dirección de Protección Civil y Bomberos afirman que de los 84 mercados, de los cuales tiene un registro actual de sus condiciones, más de la mitad incumplen con al menos una de las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) en sus instalaciones eléctricas y de gas.

Hay casos especialmente graves, como en el mercado Esmirna, de la colonia Cuauhtémoc, al oriente de la ciudad, construido en 1991. Aunque tiene un corto periodo de vida se encuentra muy deteriorado, como concluye el informe. En cuanto a medidas de seguridad y equipo contra incendio continúa sin cumplir con los requerimientos solicitados, detalla Protección Civil sobre este mercado. 

Otro ejemplo del desgaste en el que se encuentran los inmuebles municipales es el mercado Agustín de la Rosa, que se encuentra ubicado en la Colonia del Sur, con 51 años de antigüedad.

“Es urgente y de suma importancia un dictamen estructural a todo el mercado por los daños visibles (…) para que dicho mercado sea seguro a los usuarios y locatarios. Y poder evitar una contingencia con lamentables hechos”, señala el registro.

Sin embargo, no son solo 84 los mercados de la capital tapatía, en total, hay 92 mercados que pertenecen al Municipio.

Seis están actualmente en proceso de revisión: el mercado San Juan de Dios, el Alcalde, el Mercado del Mar Miravalle, Américas, José María Morelos y Mexicaltzingo. Y los otros dos mercados son el mercado Corona y el Pedro Ogazón, del que Protección Civil no da cuenta.

La desatención al tema de los mercados no es solo competente a la dirección de Mercados de Guadalajara. 

Como señala el informe, durante algunas inspecciones “se solicitó el apoyo de personal de Obras Públicas para que se realizara un revisión y posteriormente su reporte de daños”, pero la respuesta a la petición fue negativa, como en el caso de lo consignado sobre el mercado Dionisio Rodríguez, al oriente de la ciudad.

Aunque existen casos como el del Mercado San Diego, en el Centro de Guadalajara, y en cuya inspección se solicitó personal de Obras Públicas, que sí se presentó. Pero al solicitar Protección Civil el reporte de daños a dicha secretaría, esta señaló que para obtener el documento debían pasar por un proceso burocrático. 

Protección Civil identificó que dicho mercado no cumple con la NOM 001 de la Secretaría de Energía (Sener), la NOM 003 de la Secretaría de Gobernación (Segob) y la 026 de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), de la misma forma, incumplía con los requerimientos de seguridad y equipo contra incendio.

Y es que de acuerdo a la revisión de los registros entregados por el Municipio de Guadalajara, de los 84 mercados inspeccionados, 68 por ciento incumple con la NOM 001 de la Sener, la cual establece que las instalaciones eléctricas ofrecen condiciones adecuadas de seguridad para las personas y sus propiedades.

De la misma forma, 45 por ciento no cumplen con lo señalado por la NOM 003 de la Segob, sobre señales y avisos para Protección Civil. Así mismo, el mismo porcentaje no respeta la norma 004 de la Sener, que da especificaciones técnicas de seguridad para el diseño, construcción y modificación de las instalaciones y permanentes de aprovechamiento de gas LP.

Mientras que el 48 por ciento de los mercados registrados por Protección Civil incumple con la norma 026 de a STPS, cuyo objetivo es “establecer los requerimientos en cuanto a los colores y señales de seguridad e higiene y la identificación de riesgos por fluidos conducidos en tuberías”.

Del total de mercados en el registro, 74 no cumplen con los requerimientos solicitados en cuanto a medidas de seguridad y equipo contra incendios, lo que representa un 88 por ciento del informe que consta de más de 200 hojas.

Con la caída del Pedro Ogazón, el Ayuntamiento tapatío ordenó inspeccionar los inmuebles municipales . Se informó que  solo 12 requerían de mantenimiento.

Pero lo indicado por los informes obtenidos por Reporte Indigo constata que casi todos los mercados necesitan de atención de la administración.

En los registros también se da cuenta de quienes administran los mercados, pero al realizar las inspecciones solo se identificaron a 37 administradores presentes en el inmueble, 19 no estuvieron y 28 no se registran, se desconocen o están pendientes de identificar.

Otros municipios, misma lógica

En cuanto al municipio de Zapopan, al norte de la ZMG, de los 15 mercados identificados en los registros de la Dirección de Protección Civil y Bomberos de dicho municipio, todos presentan inconsistencias respecto a las instalaciones. Se requiere revisar y sondear las tuberías hidráulicas, registros, instalaciones eléctricas, de gas LP, así como los tanques.

En todos los mercados se menciona que la Dirección de Obras Públicas municipal debe intervenir inmediatamente para revisar las construcciones y así saber el comportamiento y resistencia de los materiales.

De la misma forma se señala que se debe inspeccionar el cumplimiento de la NOM 026 de la STPS para que los locales cuenten con equipo contra incendio y un botiquín de primeros auxilios. 

También se señala la revisión de la norma 002 de la misma secretaría, cuya responsabilidad es que las rutas de evacuación y salidas de emergencia no estén obstruidas y tengan las debidas señales.

Concluye que en dicho municipio cada mercado debe contar con un programa específico de Protección Civil para todos y cada uno.

Para de esa forma prevenir cualquier percance en los inmuebles, acompañado de una capacitación al personal, tanto locatarios como empleados, para la conformación de brigadas en temas de primeros auxilios, uso y manejo de extintores,  búsqueda y rescate, así como evacuación y simulacro.

Cabe destacar que los últimos registros de los mercados obtenidos por vía Transparencia datan del 13 de febrero y el 16 de abril de este año.

En el caso de Tlaquepaque, los reportes de Protección Civil muestran que en los mercados de ese municipio impera la falta de mantenimiento, tanto en la señalización, instalaciones eléctricas, escaleras, techos y las láminas que cubren la parte superior de los inmuebles.

Un claro ejemplo es el mercado Francisco Silva Romero, ubicado en la colonia del mismo nombre y cuyo reporte es que “el cableado eléctrico está en mal estado, no cuenta con extintores y las láminas de asbesto (están) en mal estado”.

Otro es el Salvador Orozco Loreto, que se encuentra en la colonia Nueva Santa María y cuyo registro da cuenta de que la instalación eléctrica se encuentra en mal estado, faltan letreros alusivos a la seguridad y no existe ningún extintor o red contra incendios.

Mientras que el más dañado es el mercado de Tateposco, cuya fachada principal está en mal estado y a punto de colapsar, sus láminas de asbesto están en mal estado y con goteras, y el piso requiere una reparación, puesto que se está levantando, según señala Protección Civil de Tlaquepaque.

Por su parte, el Ayuntamiento de Tlajomulco de Zúñiga aceptó que apenas a inicios del mes de mayo se realizaron las inspecciones correspondientes a sus dos mercados municipales, para recabar información sobre las condiciones y mantenimiento. Por lo que los dictámenes de esas revisiones están en proceso de elaboración y no se cuenta con toda la información.

De esta forma se evidencia la poca atención que se ha brindado al tema de los mercados.

Hasta la reciente polémica desatada por el incendio en el Mercado Corona, se prendieron los focos de las administraciones, que hace un mes anunciaban cambios en su políticia para los mercados, así como la implementación de acciones para su remoción, mismas que hasta la fecha no las perciben ni los usuarios ni locatarios de los mercados.

El Gobierno del Estado también anunció, en voz del entonces secretario general de Gobierno, Arturo Zamora, que la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos iniciaría una supervisión de todos los mercados al interior del estado, e incluso se anunció la creación de un Instituto Superior de Protección Civil que fungiría como escuela de la materia. 

Pero al paso de un mes las promesas se han difuminado, y las intenciones se fueron dejando en el olvido. 

Las deficencias

Ingresos sin retorno

“México está en sus mercados”, dijo alguna vez Pablo Neruda, poeta chileno, sobre nuestro país. El reflejo de la importancia que se le da a esos mercados ha quedado marcado en el olvido, en el que hoy se encuentran.

Sin embargo, las administraciones municipales se excusan en que el mantenimiento a los mercados queda obligado a los locatarios y por tanto es a éstos a quienes se les deberían exigir las mejoras en los inmuebles. 

Mes con mes, locatarios pagan cuotas que el Municipio establece. Bajo esta contribución, los prestadores de los servicios se defienden y señalan que se realizan esos pagos para que el Ayuntamiento invierta en la manutención de los mercados.

De acuerdo con la ley de ingresos de este 2014 para el municipio de Guadalajara, el gasto de energía eléctrica, fuerza automotriz, recolección de basura, servicios de agua y cualquier otro requerimiento en los locales de los mercados queda a cargo de los concesionarios.

Reporte Indigo solicitó el ingreso de recaudación por concepto de derechos por la concesión en los mercados. Ahí se señala que en el Municipio de Guadalajara recaudó 57 millones 816 mil 412 pesos en el año 2013, y hasta abril de este año el ingreso va en 20 millones 219 mil 125, por los más de 90 mercados con los que cuenta.

Lo mismo ocurre en otros municipios de la ZMG, como Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco, donde los mercados no reciben mantenimiento, a pesar de que cada mes reciben la cuota de sus locatarios.

En el caso de Zapopan ingresaron 4 millones 928 mil 160 pesos para el 2013, mientras que en el 2014 ya van 2 millones 840 mil 635 pesos, hasta marzo, por recaudación en sus 14 mercados. En Tlaquepaque el ingreso del año pasado fue de un millón 296 mil 465 pesos, y para este año, tan solo hasta el mes de abril, el ingreso fue de 466 mil 403 pesos.

Lo correspondiente al Municipio de Tlajomulco, que solo cuenta con dos mercados, por concepto de concesión en mercados se han ingresado 166 mil 264 pesos en 2013, y 67 mil 308 hasta abril de este año.

A pesar de esto, los locatarios afirman que estos ingresos no se ven reflejados en el mantenimiento y por tanto algunos dejan de pagar las tarifas establecidas. De lo más de  57 millones que ingresaron a Guadalajara, solo 15 millones se reinvirtieron para los mercados, mismos que se dividirán entre 20 mercados de los más de 90.

Y aunque el Municipio se excuse en que no es su facultad el mantenimiento del inmueble, al menos en el caso de Guadalajara, el Reglamento para el Funcionamiento de Giros Comerciales, Industriales y de Prestación de Servicios en el Municipio, que en su título tercero habla de los mercados municipales, no se establece esta obligación para los locatarios.

Las únicas obligaciones dictadas en el artículo 88 del mismo reglamento establecen que los concesionarios de los locales están obligados solamente a “mantener el orden y la moral pública y la convivencia social dentro de los mismos”.

Así mismo señala que el mantenimiento será únicamente al interior y exterior inmediato del local concesionado. Sin mencionar mejoramiento de la infraestructura de los inmuebles, como sería el caso de tuberías, instalación eléctrica y demás aspectos que podrían generar un siniestro.

En Tlaquepague

En Zapopan

Comentarios