Las irregularidades en contrataciones por parte de la alcaldía Magdalena Contreras no son algo reciente.

El Informe General Ejecutivo de la Revisión de la Cuenta Pública 2019 –publicado el pasado 20 de febrero y elaborado por la Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCM)–, revela que el gobierno de Patricia Ortiz Couturier incurrió en anomalías administrativas en varios procesos de licitación.

La investigación ASCM/188/19, cuyo resumen aparece en el informe, destaca cinco irregularidades encontradas.

La primera es que la dirección general de obras y desarrollo urbano de la alcaldía otorgó un contrato de licitación pública sin detalles de cómo se tenían que llevar a cabo los trabajos.

“Proporcionó las bases para licitar la obra pública auditada, sin incluir los términos de referencia, los proyectos, los requisitos de construcción ni las especificaciones particulares de la obra”, afirma el órgano auditor.

Aunado a esto, la alcaldía autorizó el pago de 21 conceptos de trabajos adicionales extraordinarios, sin acreditar que la solicitud de revisión, aprobación y autorización contara con los documentos requeridos.

El máximo órgano auditor también encontró que la demarcación dio el visto bueno a pagos sin acreditar en un tercer contrato por un monto de 209 mil pesos.

Igualmente, a otra compañía no le solicitó la devolución de 72 mil pesos por intereses generados por el pago anticipado de un concepto de obra.

En el quinto caso, la alcaldía pagó 237 mil pesos a una constructora por un concepto de obra extraordinario sin acreditar su origen, es decir, sin justificar por qué se debía realizar el gasto no contemplado originalmente.

Las anomalías descritas ocurrieron durante el ejercicio 2019 y el órgano auditor en el informe general no detalla qué empresas están involucradas.

No obstante, da a conocer que en el rubro 6000 de Obra Pública de la administración de Patricia Ortiz Couturier se le encontraron 11 irregularidades que generaron 11 observaciones y se emitieron el mismo número de recomendaciones.

Y del total de observaciones, de acuerdo con el documento consultado, cuatro podrían derivar en la promoción de acciones administrativas.

Cabe señalar que a la alcaldía se le hallaron dicho número de observaciones en tan solo cinco auditorías que le aplicó la ASCM durante 2019.

También puedes leer: Magdalena Contreras, Alcaldía en manos inexpertas