El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, fue captado literalmente en las nubes.

El líder panista aprovechó el traslado aéreo de Monterrey a Ciudad de México para echarse “una pestañita” a 33 mil pies de altura, pero para su mala fortuna alguien lo captó con la cámara de un teléfono celular.

La noche del martes Madero estuvo en Monterrey para reunirse con un grupo de empresarios por el tema da la reforma hacendaria que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto.