El grupo delictivo Los Rojos sigue generando terror en Guerrero. Este miércoles se registró un enfrentamiento armado entre miembros de esta célula delictiva y civiles que dejó nueve muertos.

Los hechos se registraron en el poblado de Zitala, en un punto conocido como La Cribadora, en un camino que conduce a Pochahuizco. En el lugar se encontraron cientos de casquillos de AK47 y AR-15.

Los cuerpos de las nueve personas fueron trasladadas al Servicio Médico Forense en donde nadie se ha presentado para reclamarlos.

El grupo criminal Los Rojos es liderado actualmente por Zenén Nava Sánchez, El Chaparro, detenido en agosto de 2019.

Aunque el grupo ha sido mermado con la detención de varios de sus líderes, entre ellos El Carrete y su hijo, sigue manteniendo presencia en Guerrero y Morelos, donde genera terror entre la población.

La banda delictiva estaría directamente involucrada en uno de los hechos más dolorosos del México contemporáneo: la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Según el exprocurador, Jesús Murillo Karam, tras la captura de los estudiantes, quienes habían tomado algunos camiones en Iguala, Guerrero, la policía municipal decidió entregarlos a la célula criminal conocida como Guerreros Unidos, quienes pensaron que eran integrantes de sus enemigos Los Rojos.

El sitio Prensa Libre detalla que Los Rojos, que ha sido considerado siempre como un mini cártel por las autoridades, surgió como una célula del cártel de Sinaloa, comandado por Arturo Beltrán Leyva, para realizar operaciones en el Estado de México, Morelos y Guerrero.

Su modus operandi, hasta el momento, se ha basado en extorsiones y secuestros más que en trasiego de drogas pues no cuentan con la estructura necesaria para realizarlo, por lo que son considerados una amenaza directa para la sociedad civil.

Reportes de la agencia Efe refiere que los principales enemigos de este grupo criminal, Guerreros Unidos, surgieron, de la misma manera, de una escisión del también conocido cártel de los Beltrán Leyva.

TAMBIÉN PUEDES LEER: OBJECIÓN DE CONCIENCIA EN NL ES IMPUGNADA POR LA CNDH