Los grupos parlamentarios del PAN y el PRD se aliaron en el Congreso de la Ciudad de México para presentar una iniciativa para regular la maternidad subrogada, también conocida como gestación por sustitución.

Esta propuesta de ley en donde se pretende reformar el marco legal que permite alquilar un vientre para que un óvulo fecundado de forma externa se desarrolle, fue anunciada el 11 de noviembre y se presentará ante el pleno el próximo jueves 14 de noviembre.

Uno de los diputados promoventes, Jorge Triana, aseguró que la iniciativa tiene grandes probabilidades de convertirse en ley pues PAN y PRD la presentaron en conjunto. Además, sin especificar nombres, señaló que es bien vista por el partido mayoritario, Morena.


En entidades como Tabasco no existe un conteo de cuántas personas nacieron por métodos de maternidad subrogada debido a que no se registra en las actas el modo de concepción

Durante la presentación del proyecto, Triana aseguró que de acuerdo con cifras del año 2017 del Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI) existen 2.6 millones de casos de infertilidad en el país; y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 15 por ciento de la población global no puede tener hijos.

“En México las personas mayores de edad tienen derecho a fundar una familia y decidir sobre el número de hijos que la conformarán, así como el momento de concebirlos y tenerlos. El apoyo para la gestación como método de reproducción humana técnicamente asistida, puede entenderse como uno de varios componentes del derecho a la libre reproducción”, así destacó Triana la importancia de la iniciativa.

Sin embargo, aunque las diferencias entre partidos se superaron en el Congreso local, la propuesta tiene su mayor impedimento en el terreno legal.

La maestra en Derecho Civil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Laura Vázquez, destaca que este tercer intento de los diputados capitalinos por regular la maternidad subrogada podría enfrentar problemas en su aplicación, sobre todo tomando en cuenta que la propuesta de Triana plantea que haya una remuneración económica de por medio para las mujeres que presten su vientre.

El principal problema de la indemnización está implícito en la Ley General de Salud, pues indica que los trasplantes o donaciones se deben llevar a cabo sin un afán mercantil –sólo con fines altruistas– y sin poner en riesgo la vida de las personas.

No obstante, la complicación de proporcionar una indemnización a la madre subrogante es que no sólo se deberá contemplar el gasto en alimentos, sino también en otros conceptos.

“Para indemnizar, se deben cubrir los gastos de alimentos y médicos. El Código Civil indica que los alimentos no sólo son comida sino vestido, donde vivir, entre otras necesidades básicas”, señala la especialista.

La propuesta de Triana, estipula en su artículo 8, que los padres intencionales deben celebrar un contrato con la madre gestante que debe estar acreditado por un notario público y la Secretaría de Salud (Sedesa), en el que se definirá una contraprestación.

Tabasco, el mal ejemplo

Laura Vázquez afirma que si el Congreso capitalino busca regular la gestación subrogada, debe de tomar en cuenta el caso de Tabasco para evitar la repetición de errores.

En esta entidad, la maternidad subrogada se aprobó en 1997 y desató una seria de prácticas irregulares que generaron la creación de empresas dedicadas a enlazar mujeres con interesados en alquilar un vientre.

En julio de 2015, el entonces secretario de Salud de la entidad, Juan Antonio Filigrana Castro, aceptó que la maternidad subrogada se había convertido en una polémica.

“Esta práctica se ha convertido en un comercio sin control y denigrante (…) En algunas comunidades rurales, las jóvenes tabasqueñas están viendo el alquiler de sus vientres como una opción para obtener recursos”, señaló.

Por lo tanto, en 2016 se hizo una reforma a la ley local de salud para impedir que los extranjeros acudieran a Tabasco sólo con el fin de encontrar una madre subrogante.

“No hubo como tal una mercantilización pero sí un manejo lucrativo de la subrogación”, señala Vázquez.

Además de esto otro problema es que no existen cifras en la entidad de cuántos nacimientos hay registrados por maternidad subrogada.

A través de la solicitud de información con folio SEGOB/UT/ EXP/252/2018, que el estado de Tabasco respondió en agosto de 2018, se dio a conocer que no existe un conteo de cuántos niños nacieron por métodos de maternidad subrogada de 2012 a 2018 debido a que en las actas de nacimiento expedidas no se especifica el modo de concepción.

Maternidad subrogada: Práctica irregular pero común

En entrevista con Reporte Índigo, Jorge Triana asegura que la maternidad subrogada ya se lleva a cabo de manera irregular en la capital sin ningún tipo de documento o norma que avale su realización.

Señala que el problema es tan grave, que no existe un cifra negra, sólo consideraciones acerca del tema.


Hay estimaciones de que en la ciudad se practican dos mil al año. Se hacen convenios económicos de palabra, totalmente fuera de la ley

Jorge Triana

Diputado CDMX

El diputado añade que en hospitales públicos se ha llegado a realizar este método de gestación sin estar normado y sin contratos legales de por medio. Un problema tan grave que es comparable con el debate en torno a la despenalización de la interrupción legal del embarazo en 2007.

“Es un problema similar, es un mercado negro amplio que se presta a irregularidades y expone la vida de la mujer”, menciona Triana.

Por otra parte, indica que con la Ley de Gestación por Sustitución, queda abierta la posibilidad para que parejas homoparentales puedan tener un hijo al tener los mismos derechos que cualquier matrimonio.

También puedes leer: Colectivo feminista hace llamado a candidatos para que prohiban la legalización de la maternidad subrogada