¿Que por qué lo hizo? Por libertad. Eso responde Bosque David Iglesias, un hombre que un día caluroso decidió cambiar los pantalones que lo agobiaban, por una falda larga.

“Estaba harto de los pantalones en temporada de calor y un día compré una falda y fue lo más liberador y cómodo”, dijo sin mucho meollo.

El rapero y diseñador de ropa Kanye West lo hace; el actor y cantante, Jared Leto también; así como el diseñador de moda Marc Jacos. Todos ellos visten faldas en sus presentaciones y en la vía pública.

Puede ser por una cuestión de moda como ellos o de comodidad como en Francia, donde los choferes de camiones, se vieron orillados a ponerse faldas, ya que el código de vestimenta laboral marcaba que los shorts no eran permitidos, aún cuando el calor azotaba la región de Nantes.

Apenas en junio 19, un hombre del sur de Inglaterra en Twitter se volvió viral luego de que “rompiera” el código de vestimenta al llevar short a su trabajo bajo el argumento de que las mujeres podían llevar faldas y vestidos, pero él no podía llevar “pantaloncillos” cortos. 

Casi de inmediato, el hombre puso de nuevo que lo habían regresado a su casa y entonces tomó un vestido para regresar a trabajar.

Las faldas en los orígenes

Los hombres que no usan faldas están fuera de la moda desde hace siglos, considerando que en Egipto los hombres usaban la shenti que es una prenda de tela en su mayoría de color blanco y se sujetaba con una cinta de tela también. La evolución de esta vestimenta en esa misma región se volvía más larga o con más pliegues, según el rango que se les otorgara en la comunidad.

El shendyt se derivó de otra falda que se usaba para cazar pues les permitía libertad de movimiento, según un libro sobre la isla File en Egipto durante el periodo ptolemaico de Eleni Vassilika.

Están otro tipo de “faldas” que usaban los hombres tradicionalmente como la Fustanella en Albania y Grecia; además que hay registros de que hasta el Papa Beato Urbano en 1362 las usaba.

Resalta también el lungui o sarong, una prenda tradicional que usan los hombres principalmente en países como la India, Pakistan, Sri Lanka y Birmania. 

Y por supuesto están los tradicionales kilts de origen escocés, cuya referencia más conocida es la película en la que actúa Mel Gibson “Corazón Valiente”.

Se trata de una vestimenta para hombres que llega hasta la rodilla con aspecto de falda (que no es falda y es algo que los escoceses se encargarán de aclarar así tengan que desacomodarse el kilt) y se utiliza desde el siglo 16, principalmente en la región escocesa como parte de la herencia gaélica. 

El “revolucionario” David Hall

Créanlo o no, a pesar del importantísimo legado de las faldas a través de la historia, un hombre marcó tendencia en 1970 y se convirtió en noticia nacional en Estados Unidos solo por querer usar falda. Su nombre, David Hill; residencia, California. 

Y la forma que usaron para describirlo en el periódico Chicago Tribune fue “no, no es escocés (…). No, tampoco es gay. Ni se considera a sí mismo trasvesti”. 

David Hall era un hombre común que vivía en los suburbios con su esposa, un ingeniero eléctrico de 47 años que causó tanto furor por usar falda que visitó los estudios de programas nocturnos del momento como si se tratara de una celebridad. 

La única razón por la que optó por estas prendas, fue precisamente por una visita que hizo a la India y se sintió intrigado con los lungis.

Moda

“Dado que las faldas para hombre de Gaultier debutaron en 1984, sale la pregunta ¿por qué esto está tienendo su apogeo ahora? Es tentador, pero fácil, que se alía con el incremento en visibilidad de personas transgénero e igualdad con la comunidad LGBTQ”, opinó el periodista de moda de la revista de The New York Times y columnista de la revista de moda, Vogue.

Afirmó que duda que alguien realmente esté pensando sobre eso como si fuera un contrapeso al ponerse algo o especialmente cuando se compra una prenda extravagante de Marc Jacobs o Prada.

“No es un pronunciamiento político intencional, aunque sí refleja una necesidad de posicionarse y ser contado” comentó.

Y aunque en México existe todavía el tabú sobre esta vestimenta, Bosque David es un ejemplo que podrían seguir muchos, o como recurso más famoso está el actor Adrián Ladrón, reconocido con un Ariel por su actuación en “La Cuarta Compañía”.

El actor se presentó a la alfombra roja y a recoger su premio en esta vestimenta tipo kilt, pero negra lisa y sin las características calcetas, rompiendo así el dress code de traje sin ser criticado.

Por otro lado Bosque Iglesias dijo que solo una vez lo han señalado por usar falda.

“Un día no pude cambiarme e hice todo mi día en falda. Incluso fui al súper, pero llegó una señora que me vio y fue a llamar a su hijita. Me señaló y le dijo ‘¡Mira, ese que ves ahí es un hombre libre!’.