Tres presidentes mexicanos –Adolfo López Mateos, Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría–, fueron agentes no pagados de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), de acuerdo al periodista Raymundo Riva Palacio quien comentó sobre los documentos desclasificados sobre el asesinato de John F. Kennedy.

Estos tres presidentes pudieron haber sido destituidos por trabajar para un gobierno extranjero, ya que el delito de traición a la patria es el único por el cual se puede destituir al presidente de México.

“La divulgación de esos documentos posiblemente cambiaría la historia de México, al conocerse de manera oficial el nivel de subordinación del presidente Adolfo López Mateos al legendario jefe de la CIA en México, Winston Scott, quien lo reclutó como un activo de la agencia, como lo hizo con los presidentes Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría”, señaló Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal.

Adolfo López Mateos

Fue presidente de México del 1 de diciembre de 1958 al 30 de noviembre de 1964.

Gustavo Díaz Ordaz

Fue presidente de México del 1 de diciembre de 1964 al 30 de noviembre de 1970.

Luis Echeverría Álvarez

Fue presidente de México del 1 de diciembre de 1970 al 30 de noviembre de 1976.

En aquellos años, México era uno de los grandes campos de batalla de la Guerra Fría. El gobierno de Estados Unidos luchaba contra la expansión soviética en América Latina, y con el aval del gobierno de López Mateos y su total cooperación, combatían al comunismo, detalló el periodista.

TE PUEDE INTRESAR: Lo que revelan los documentos liberados de la CIA