¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

CASASEMPEñO

Lo oscuro del empeño

Esteban Contreras

Por cada cinco casas de empeño que operan lícitamente en el estado, tres trabajan al margen de la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Y es que en la Asociación Nacional de Empeño y Joyería (ANEJ) se estima que de un universo de 950 casas de empeño, alrededor de 350 son establecimientos o personas que ofrecen préstamos prendarios al margen de la ley.


Ene 17, 2013
Lectura 8 min
portada post

Reporte Indigo verificó que en empresas como EZ PAWN o Empeña Fácil no es necesario llevar factura para empeñar un bien, basta con una identificación

"Yo calculo que puede ser hasta de dos a tres informales por cada cinco formales, considerando todos los que se dedican al agio"

- René Villalbazo

Asociación Nacional de Empeño y Joyería

Por cada cinco casas de empeño que operan lícitamente en el estado, tres trabajan al margen de la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Y es que en la Asociación Nacional de Empeño y Joyería (ANEJ) se estima que de un universo de 950 casas de empeño, alrededor de 350 son establecimientos o personas que ofrecen préstamos prendarios al margen de la ley.

“Nosotros estimamos que hay alrededor de 500 o 600 casas de empeño formales en el estado de Jalisco. En el sector informal la verdad es que no hay una referencia puesto que ahí hay incluso hasta lo que es el tradicional agiotista”, afirma René Villalbazo Pérez director de la ANEJ.

Según datos de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (Amespre) el total de casas de empeño formales en todo el país se acerca a las 5 mil, por lo que en Jalisco existiría por lo menos el 10 por ciento del mercado.

Sobre el sector de empeño informal  en la entidad, Villalbazo Pérez dice: “Yo calculo que puede ser hasta de dos a tres informales por cada cinco formales, considerando todos los que se dedican al agio”.

Ante esto el Senado de la República aprobó en marzo pasado reformas a la ley en la materia para que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) regule las actividades de las casas de empeño en todo el país.

Reporte Indigo solicitó entrevista con la delegada de PROFECO Lilia Bejarano Cásarez para detallar las cifras sobre casas de empeño en la entidad, pero fue negada.

A cambio se entregó el comunicado de dos páginas: Aplica Profeco Programa Nacional de Verificación y Vigilancia de Casas de Empeño 2013.

A  inicios de este año la Profeco puso en marcha este programa. 

Sin embargo, en este programa no serán vigiladas las casas de empeño establecidas como Instituciones de Asistencia Privada. Es el caso del Nacional Monte de Piedad y la Fundación Rafael Dondé, dos de los montepíos con mayor presencia.

Para Villalbazo Pérez, estas dos instituciones de asistencia es donde se presta para cometer más ilícitos, como el “coyotaje” de boletas de empeño, pues los propietarios de la prenda pueden vender la boleta a un extraño para que pague por el bien.

“Tenemos un grave problema, hay muchas casas de empeño, sobre todo las instituciones de asistencia privada como el Nacional Monte de Piedad o Rafael Dondé, que no tienen ninguna regulación y que han estado negadas a que haya una regulación”.

Afirma que esto no sucede en ninguna de las 70 empresas afiliadas a la ANEJ, pues sólo el propietario de la prenda está autorizado a usar la boleta de empeño y recuperarla. 

La ANEJ, en conjunto con la Amespre y la Asociación Nacional de Casas de Empeño (Anace), han impulsado esta nueva regulación y vigilancia de los servicios prendarios.

Desde 2012, sumadas a la Profeco y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) anunciaron un convenio de corresponsabilidad y autorregulación para el sector.

Sin embargo, el descontrol y las irregularidades son comunes en el sector, desde las elevadas tasas de interés hasta la recepción de prendas ilícitas.

En las casas formalmente establecidas las tasas de interés van desde 25 por ciento mensual, que anualmente se traduce en un 300 por ciento. En los empeños informales esta tasa llega hasta una cifra anual de mil por ciento de interés.

Además, el rango de avalúo por la prenda entregada por el usuario puede variar desde el 25 por ciento del bien, hasta el 85 por ciento, es por ello que la delegada de la Condusef en Jalisco recomienda evaluar las opciones de empeño antes de realizarlo.

“Hay unas casas de empeño que dan muy poco por la prenda y otras que sí te prestan una cantidad un poco más interesante. Normalmente te dan entre el 25 y el 45 por ciento”, dice Adriana Romo López.

Salida fácil

Sin regulación debida las casas de empeño son también una de las salidas rápidas para el lavado de mercancía ilícita.

Y es que como Reporte Indigo verificó, en empresas como EZ PAWN o Empeña Fácil no es necesario llevar una factura para empeñar un bien, solo basta con una identificación.

Incluso esa misma empresa tiene operando establecimientos las 24 horas, que como servicio a los usuarios puede ser bien visto, pero también propicia que ladrones encuentren una salida rápida para conseguir un beneficio económico por mercancía ilegal.

“Se supone que si uno acude como comprador a una casa de empeño ahí lo que requiere es que le facturen, pero ahí ya va a facturar la casa de empeño, ya va a poder acreditar una legal pertenencia o legal propiedad de la prenda que haya adquirido”, dice Romo López.

Con esta forma “laxa” de recepción se propicia que mercancía ilegal una vez en poder de la casa de empeño, si el pignorante no regresa por ella, la empresa puede venderla generando una factura legal.

“Podría ser que no se tuviera la factura, podría ser que la prenda no fuese de la persona, ahí ya sería cuestión de poner los controles necesarios que en un momento dado deberán de existir, quizá poco a poco lo tendrán que ir incorporando.

“La idea es brindar seguridad siempre, y en este caso si llegas a empeñar algo y no te piden factura y tienen una política laxa, pues puede prestarse a alguna serie de malos pensamientos por  parte de la gente”, dice la representante de Condusef.  

Según la ANEJ existen mecanismos para inhibir la recepción de piezas de origen ilícito, en sus 70 empresas afiliadas, así como en las cinco pertenecientes a la Amespre  y las 71 de Anace.

Sin embargo, no todas las casas de empeño en Jalisco pertenecen a estos grupos y las políticas de regulación son distintas en cada lugar.

“Dada las regulaciones existentes es muy difícil a veces identificarlo, es decir, a veces se pueden colar piezas que efectivamente son robadas. Se trata de pedir factura de los aparatos que llevan a empeñar.

“Es muy difícil para nosotros convertirnos en policías, o por una simple apariencia o por una descripción de la persona que acude a realizar un empeño, no puedes negar el servicio porque caeríamos en prácticas discriminatorias”, señaló Villalbazo Pérez.

Destaca que estas tres asociaciones han celebrado convenios con las procuradurías estatales con el fin de prevenir ilícitos, sin embargo, en el caso de Jalisco, el acercamiento con la Procuraduría General de Justicia del Estado no ha rendido frutos.

“No se ha tenido la respuesta deseada. En el caso de Jalisco no hemos logrado todavía firmar un convenio de colaboración, sí lo hemos logrado hacer con el estado de Nayarit, Sinaloa y Tamaulipas”, concluye. 

El boom de esta actividad

Reporte Indigo solicitó la información de las casas de empeño autorizadas por cinco municipios metropolitanos y solo cuatro respondieron en tiempo.

Al cierre de esta edición, Zapopan no había respondido a la solicitud de información. 

Solo el municipio de Guadalajara ha entregado 84 licencias para operar casas de empeño de 2007 a la fecha.

En el padrón de licencias del Ayuntamiento tapatío puede consultarse que las fechas de alta de la mayoría de licencias se dieron en la administración municipal de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz (2010 – 2012). 

En 2007 fueron 11 las autorizaciones, pero en los últimos tres años esa cifra se disparó, pues en 2010 se entregaron 35 permisos y en 2012 fueron 38.

 La empresa más beneficiada  en 2010 fue Soluciones San Ángel S.A. DE C.V. SOFOM ENR con nueve autorizaciones.

Y en 2012, del total de licencias emitidas por el Ayuntamiento tapatío 24 fueron entregadas a particulares con la autorización de operar como casa de empeño.

En Tlaquepaque existen actualmente 43 casas de empeño, en los últimos cinco años su presencia se duplicó. La empresa más beneficiada en este periodo fue FIRST CASH, S.A. DE C.V. con seis licencias municipales.

Tonalá tiene mayor cantidad de casas de empeño con 63 facultadas por el Ayuntamiento, sin embargo antes de 2007 solo existían nueve.

En el caso de Tlajomulco de Zúñiga solo están dadas de alta 56 casas de empeño y la que tiene el registro más antiguo es del año 2006.

Comentarios