Luego de cinco años en que fue detenido de forma arbitraria y sometido a tortura durante los procedimientos penales en Jalisco, Luis Enrique Camargo Herrera obtuvo su libertad, de acuerdo a lo que informó la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (ONU-DH).

La absolución de Camargo Herrera se dio luego de que el Juez Décimo Primero de lo Penal del Primer Partido Judicial del Estado de Jalisco, ubicado en el municipio de El Salto, dictara una sentencia a su favor.

Esta resolución de la autoridad judicial se dio apegándose a la normativa vigente y a los estándares internacionales de derechos humanos que prevén la cuestión de la tortura y la libertad personal, terminando así el proceso penal que duró más de cinco años.

Luis Enrique ya tenía poco más de cinco años en prisión, pues fue detenido la mañana del tres de marzo de 2014 de forma arbitraria en Guadalajara al llegar policías investigadores que estaban adscritos al área de homicidios dolosos de la Fiscalía General del Estado.

Tras su detención Luis Enrique Fue trasladado a las instalaciones de la fiscalía en la Calle 14, en donde se le sometió a tortura física, psicológica y sexual por varias horas con el fin de que se declara culpable de un homicidio que no había perpetrado.

A pesar de las irregularidades en su proceso Camargo Herrera obtuvo una sentencia condenatoria de parte de la Juez Décimo Primera de lo Penal, Gabriela Guadalupe de León Carrillo. Por lo que su familia tuvo que recurrir a instancias como la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la Comisión Nacional en la misma materia. Pero en ninguna instancia fue atendido.

Fue así que desde el 2014 se involucraron organizaciones defensoras de los derechos humanos como el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD), la cual además brindó un seguimiento y apoyo legal para Luis Enrique.

De la misma forma la ONU-DH se abocó al seguimiento del caso desde 2014 y realizó diversas visitas al hoy absuelto cuando se encontraba en el Centro Penitenciario dependiente de la Comisaría de Sentenciados del Estado de Jalisco.

“Luis Enrique fue detenido arbitrariamente y torturado por autoridades locales de Jalisco. Fue procesado por un delito que no cometió, investigado a base de tortura y procesado judicialmente”, señaló ahora la ONU-DH.

TE PUEDE INTERESAR:

VISIBILIZAR LA TORTURA