Tres iniciativas de reforma a la Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano están más “vivas” que nunca en el Congreso local, pues no han sido desechadas y tienen altas posibilidades de aprobarse en la siguiente legislatura.

Estas reformas proponen un incremento en las densidades de edificios habitacionales y una mayor flexibilidad para el desarrollador en la entrega de áreas de cesión municipal. De la Ley de Desarrollo Urbano se pretende reformar el Artículo 140, las fracciones II y VII del artículo 210 y la fracción II del Artículo 212.

La Comisión de Desarrollo Urbano, que preside la diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Nancy Aracely Olguín Díaz, tiene pendiente por dictaminar el expediente 13290/ LXXV que contiene modificaciones a esta ley, promovido por Cosijoopii Montero Sánchez.

Otro es el expediente número I3763/LXXV, promovido por las cámaras Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), de Propietarios de Nuevo León y la Mexicana de la Industria y la Transformación (Canacintra).

El expediente 13849/LXXV, que interpuso la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo coordinador es Álvaro Ibarra, también está pendiente.

Pero no se puede descartar que, incluso en esta semana se avalen en la Comisión para subirlos al Pleno en el Décimo Periodo Extraordinario y así aprobar antes estos cambios en materia de desarrollo urbano.

En las tres reformas se establece aumentar las densidades, incluso de forma ilimitada en algunos municipios. Además, se propone subir la densidad de 250 viviendas por hectárea para construir mil. En noviembre del año pasado, la Comisión realizó mesas de trabajo y análisis de estas reformas, lo que desató una discusión por las densidades y la cesión municipal, por lo que no hay un acuerdo entre los involucrados y promoventes de estas iniciativas.

Déficit de áreas verdes en reformas a Ley de Asentamientos Humanos

La diputada de Morena, Mariela Saldívar, considera que estas reformas traerían más edificios y menos áreas verdes, por lo que no ve viable que se aprueben estas modificaciones a la Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano.


“Las tres iniciativas pretenden aumentar la densidad y disminuir las áreas verdes. Sí necesitamos tender hacia una ciudad más compacta, pero se tiene que hacer de manera responsable”

Mariela Saldívar

Diputada local

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) advierten que una ciudad debe tener entre 15 y 35 metros de áreas verdes por habitante.

No obstante, en los 12 municipios de la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM) se estima que se tienen sólo de cuatro a siete metros cuadrados por habitante.

Según el presidente del Comité Ecológico Pro-Bienestar, Guillermo Martínez Berlanga, el estado presenta un déficit de mil 700 hectáreas de áreas verdes y las recientes lluvias dejaron en evidencia que no se tienen zonas de absorción.

“Monterrey no tiene zonas de absorción, no tenemos defensas naturales, se acabaron las montañas, se acabaron las zonas de absorción, dejaron una plancha de concreto. Necesitamos bosques urbanos”, asegura Martínez Berlanga.

También puedes leer: Invaden asentamientos humanos el Cerro de la Silla