El Congreso de Jalisco aprobó recientemente la expedición de la “Ley para la Detección y Tratamiento Oportuno e Integral del Cáncer en la Infancia y en la Adolescencia del Estado“, una legislación concebida para complementar las acciones que ha venido implementando el Gobierno local para mejorar la atención que reciben los niños y niñas con cáncer infantil.

La nueva ley fue diseñada como un componente más de la “Estrategia de Cobertura Universal y Atención Integral para Niñas, Niños y Adolescentes diagnosticados con algún tipo de Cáncer”, que fue presentada por el gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez, el 15 de febrero de 2022, y que cuenta con una inversión por 364 millones de pesos con un origen público-privado.

La legislación representa, además, un aterrizaje para el estado de Jalisco de la “Ley General para la Detección Oportuna del Cáncer en la Infancia y la Adolescencia”, que rige en todo el país desde enero del año 2021, tras ser aprobada por el Congreso de la Unión; sin embargo, la ley estatal presenta algunas innovaciones que no están contenidas en ese marco jurídico nacional.

La principal aportación que se hizo desde el Congreso de Jalisco para esta ley fue la integración del “Fondo para la Detección Oportuna y el Tratamiento del Cáncer en la Infancia y la Adolescencia“, que según el Artículo 40 será creado para invertirse en rubros específicos.

“I. La detección oportuna y el tratamiento integral del cáncer en la Infancia y la Adolescencia; ll. La construcción, equipamiento, mantenimiento, rehabilitación, reforzamiento, y reconstrucción de la infraestructura física necesaria para el tratamiento integral del cáncer en la infancia y la adolescencia; III. La adquisición de medicamentos y demás insumos necesarios para la detección oportuna y el tratamiento integral del cáncer infantil; y IV. Para la investigación, estudio y atención de asuntos en materia cáncer que se consideren de interés para el estado”.

La legislación tiene por objetivo: “Establecer lineamientos para la oportuna prevención, diagnóstico, registro, atención integral, tratamiento, rehabilitación, control y seguimiento, así como la vigilancia epidemiológica del cáncer en la infancia y la adolescencia, para contribuir en la disminución de la mortalidad, con estándares de calidad, seguridad y control que garanticen el derecho a la salud (Artículo 1)”.

Y además de definir las responsabilidades y tareas que le corresponde a cada una de las dependencias locales, para garantizar la atención médica para los infantes con este padecimiento, obliga a que se emitan diagnósticos de manera oportuna.

“En caso de sospecha fundada de cáncer, el personal del centro de salud deberá referir al paciente a la unidad de segundo nivel de atención más cercana para realizar el diagnóstico oportuno, dentro de un plazo no mayor a cinco días hábiles, sin perjuicio de ordenar todos los exámenes paraclínicos y procedimientos especializados que se consideren indispensables para tener un diagnóstico (artículo 31)”.

Sinaloa, antes que Jalisco

Aunque las autoridades estatales llegaron a mencionar que Jalisco se había convertido en “el primer estado de México con la Ley para la Detección y Tratamiento Oportuno e Integral de Cáncer en la Infancia y Adolescencia”, hay evidencia de que otros estados del país lo hicieron antes.

Al menos así sucedió con el estado de Sinaloa, cuyo Congreso anunció desde el 23 de junio de 2022 que había expedido una legislación en esta materia: “En sesión plenaria diputadas y diputados de esta sesenta y cuatro Legislatura aprobaron expedir la Ley para la Detección Oportuna del Cáncer en la Infancia y la Adolescencia. (…) Tiene por objeto establecer, dentro de las dependencias de la Administración Pública del Sistema Estatal de Salud, las medidas necesarias para la atención integral y universal de las niñas, niños y adolescentes con sospecha o diagnóstico de cáncer”.

En Jalisco, la atención del cáncer infantil se volvió un tema central en la agenda gubernamental del estado, a partir de la segunda mitad del mandato de Alfaro Ramírez. Por ello, la “Estrategia de Cobertura Universal”, que se lanzó en febrero de 2022, incluyó diversos rubros de acción.

Entre ellos, la compra transparente de medicamentos, la creación de infraestructura como el Centro Integral de Atención Infantil (CIAI) en el Hospital Civil de Guadalajara “Dr. Juan I. Menchaca”, la prestación de servicios integrales para pacientes y familiares y el seguimiento médico basado en una lista nominal de más de mil 700 menores que actualmente tienen la enfermedad en la entidad.

En aquella presentación de febrero, el gobernador dijo que “el compromiso es sencillo y claro, Jalisco va a tener el mejor sistema de atención a niños con este padecimiento de todo México y para este año estamos planteando una inversión de 364 millones de pesos”.

Cobertura universal del cáncer infantil

El pasado 24 de agosto de 2022, el Gobierno de Jalisco aseguró que había logrado la “cobertura al 100 por ciento de atención de tratamientos de niñas y niños con cáncer infantil”, mediante el otorgamiento de recursos económicos para aquellas familias que carecen de seguridad social.

Así lo anunció la autoridad estatal: “Con la entrega de apoyos por 20 mil pesos a familias con pacientes niñas, niños y adolescentes con cáncer, este miércoles se llegó al 100 por ciento de la cobertura para sus tratamientos, que contempló 172 familias que no cuentan con alguna afiliación médica, (…) convirtiéndose Jalisco en la única entidad en el país que otorga traslados, recursos para pago de renta o enseres domésticos, asesoría nutricional y, a través de la sociedad civil, el hospedaje en Guadalajara”.

“Lo que decidimos fue ponernos a trabajar y dijimos ‘vamos a garantizar que no haya ni una sola niña y niño con cáncer que no reciba su tratamiento (de) atención médica’ y hoy lo estamos cumpliendo, llegamos al objetivo de tener garantizado el 100 por ciento de tratamiento y medicamentos para sus hijos”
Enrique Ramírez AlfaroGobernador de Jalisco

Te puede interesar: Promueve ISSSTE política de “Cero Rechazo” al cáncer infantil